Socialistas franceses piden euro más débil, normas de presupuesto UE flexibles

domingo 16 de junio de 2013 23:23 CEST
 

Por Mark John

PARIS, 16 jun (Reuters) - El gobernante Partido Socialista de Francia pidió el domingo un euro más débil y cambios a las normas de déficit de presupuesto de la Unión Europea, acusando a los gobiernos de centroderecha de Reino Unido y Alemania de crear problemas económicos para todo el bloque.

En una conferencia sobre Europa, el partido de Francois Hollande adoptó un documento de política que bajó el tono de sus ataques previos contra la canciller alemana, Angela Merkel, dando algo de alivio al presidente francés mientras busca aliviar las tensiones con Berlín.

"Los derechistas han arruinado a Europa y lanzaron a los europeos a la precariedad", dice la introducción al documento de política de 13 páginas que busca atraer a los votantes antes de las elecciones al Parlamento Europeo a comienzos del 2014, en la que se espera que los partidos de extrema derecha, extrema izquierda y euroescépticos logren avances.

"La ambición de la comunidad (europea) ha sido destruida por una alianza de conveniencia entre los conservadores británicos, que sólo quieren a una Europa a precio de ganga y a la carta, y la derecha alemana con su intransigencia sobre el libre mercado", concluye.

Eso fue suavizado respecto a un borrador previo que acusaba a una Merkel "egocéntrica" de herir a Europa con una campaña de austeridad. El texto no incluye las demandas del ala más izquierdista del partido sobre una suspensión inmediata de las normas de déficit de presupuesto de la UE.

En su lugar, el texto dice que el Pacto de Estabilidad de la UE que limita los déficts nacionales: "debería ser revisado para incorporar un espíritu de cooperación en lugar de castigo y priorizar el apoyo al crecimiento en cada país, respetando las especificidades (nacionales)".

El texto también pide que se reabran los planes de austeridad de la UE acordados para Grecia, Portugal y España; el tema de los Eurobonos; pasos coordinados para permitir la devaluación del euro, especialmente contra las monedas china y japonesa; flexibilizar las normas de ayuda estatal de la UE; y aumentar el financiamiento para la UE.

El documento, si bien expresa la visión del partido de Hollande, no se traducirá necesariamente en una política oficial de Gobierno. Pero mantendrá la presión sobre Hollande para que no vaya demasiado lejos con las medidas de austeridad presupuestaria.   Continuación...