Trabajadores de Lonmin en Sudáfrica en huelga, crece temor a malestar minero

martes 14 de mayo de 2013 17:37 CEST
 

MARIKANA, Sudáfrica, 14 mayo (Reuters) - Trabajadores sudafricanos de la tercer mayor minera mundial de platino, Lonmin , lanzaron una huelga informal el martes, interrumpiendo todas las operaciones mineras de la compañía y volviendo a desencadenar temores del malestar que causó muertes y sacudió a la industria el año pasado.

Las localidades de la región minera de platino de Rustenburg y Marikana, que vieron huelgas violentas en Lonmin y otras mineras de platino el año pasado, son muy sensibles a conflictos laborales, debido a fuertes tensiones por tentativas de recortes de empleos y negociaciones salariales.

Lo que también complica la situación es un conflicto de influencias entre la Asociación Sindical de Trabajadores de la Minería y la Construcción (AMCU) y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros (NUM) - un aliado político del partido gobernante CNA, que perdió muchos miembros al AMCU.

Un portavoz del NUM dijo que la huelga del martes parecía resultar del enojo de los trabajadores por la muerte de un miembro del AMCU el fin de semana.

Una declaración de la policía dijo que el hombre de 46 años y "supuesto organizador regional del AMCU" fue muerto en una taberna de Rustenburg el sábado cuando un atacante le disparó cuatro veces con una pistola 9 milímetros.

Centenares de trabajadores de Lonmin, algunos blandiendo ramas y palos, que cantaban "abajo el NUM, hoy lo destruiremos", marchaban hacia un peñasco cerca de la mina de Lonmin en Marikana donde 34 huelguistas fueron muertos a balazos por la policía en agosto del año pasado.

Los mineros dijeron a un periodista de Reuters que se reunían a la espera de que lleguen sus líderes y conversen con ellos.

El precio de las acciones de Lonmin cayó casi 7 por ciento y el rand sudafricano llegó a mínimos en 3 semanas, al tiempo que inversores temían una repetición de los conflictos de 2012, que perjudicaron la producción de platino y oro y desencadenaron reducciones en las calificaciones crediticias de la principal economía de África.

"La paz y el retorno a una producción normal en nuestra industria minera son absolutamente claves para nuestra economía, por lo que espero que todos se sienten juntos y resuelvan sus problemas", dijo el ministro de finanzas sudafricano Pravin Gordhan el martes en Ciudad del Cabo, en reacción a esta última huelga en Lonmin.

El conflicto aumenta la presión sobre el Congreso Nacional Africano del presidente Jacob Zuma, que fue criticado el año pasado por su manejo de la situación y enfrenta acusaciones de que está descuidando a la población pobre del país 19 años después del final del apartheid.

El malestar minero tiene sus raíces en fuertes disparidades de ingresos y salarios bajos para una fuerza laboral en gran parte semianalfabeta y proveniente de zonas rurales pobres de Sudáfrica. (Reporte adicional de Sherilee Lakmidas y Agnieszka Flak en Johannesburgo, Wendell Roelf en Ciudad del Cabo y Clara Ferreira-Marques en Londres; redacción de Ed Stoddard) REUTERS MFF GB