Senador republicano cree que plan fiscal de Obama es positivo

domingo 7 de abril de 2013 21:38 CEST
 

Por Mark Felsenthal

WASHINGTON, 7 abr (Reuters) - El senador estadounidense de Carolina del Sur Lindsey Graham se convirtió el domingo en el primer republicano influyente en elogiar públicamente, aunque de manera muy tibia, la propuesta fiscal de la Casa Blanca esbozada esta semana.

En una entrevista con el programa "Meet the Press" de NBC, Graham dijo que aunque creía que el plan del presidente Barack Obama es en general malo para la economía, "hay aspectos de su presupuesto que creo que son optimistas" y que podrían allanar la vía para un acuerdo amplio sobre las finanzas de la nación.

Graham, un conservador que en el pasado se ha desviado de las posiciones de su partido, ha dicho que consideraría elevar en hasta 600.000 millones de dólares en nuevos impuestos si los demócratas acceden a aplicar cambios significativos a los programas sociales Medicare y Medicaid.

La Casa Blanca dijo el viernes que el presidente propondría un presupuesto que ofrecería recortes a los programas de subsidios como el plan de Seguridad Social, el sistema de retiro, y Medicare, a cambio de alzas en los impuestos y un compromiso para gastar fondos en educación e infraestructura.

La propuesta de Obama, que formalmente será revelada el miércoles, es un documento simbólico, y tanto el Senado como la Cámara de Representantes han aprobado sus propias resoluciones presupuestarias.

Loa asesores del presidente han dicho que Obama espera usar la oferta para lograr una versión más consensuada con los legisladores de ambos partidos, a fin de aprobar un exhaustivo acuerdo destinado a reducir la brecha fiscal.

Obama también desea revertir los profundos recortes de gastos que entraron en vigencia de manera automática el 1 de marzo como resultado de los fallidos intentos de la Casa Blanca y el Congreso por lograr un pacto para reemplazarlos.

La recepción de Graham a la propuesta fiscal del Gobierno es más cálida que la de sus socios republicanos e incluso de algunos de los propios aliados demócratas. (Reporte de Aruna Viswanatha y Philip Barbara, escrito por Mark Felsenthal. Editado en español por Marion Giraldo)