12 de enero de 2013 / 20:18 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Chiíes Pakistán observan 2da noche de vigilia por víctimas bomba

(Cambia redacción, actualiza con conversaciones que acabaron sin resultados)

Por Gul Yousufzai

QUETTA, Pakistán, 12 ene (Reuters) - Las conversaciones entre funcionarios paquistaníes y líderes chiíes el sábado no lograron mitigar protestas que hicieron que miles de personas salieran a las calles frías y húmedas por segunda noche consecutiva en una vigilia junto a los cuerpos de 96 personas muertas en uno de los peores ataques sectarios en la historia del país.

Líderes del chií Hazaras, el grupo étnico que fue blanco el jueves de dos ataques bomba en la capital provincial Quetta, han prometido que no sepultarán a sus muertos hasta que las autoridades se comprometan a protegerlos de crecientes ataques sectarios.

Alrededor de 2.000 personas pasaron la noche del viernes a la intemperie en una vigilia en el lugar de los ataques, reivindicados por el grupo militante suní Lashkar-e-Jhangvi (LeJ) y colocaron láminas plásticas sobre los cuerpos amortajados para resguardarlos de la lluvia.

El sábado, el número de personas en vigilia había aumentado a alrededor de 5.000.

La tradición musulmana establece que los cuerpos sean sepultados lo antes posible y dejarlos sobre tierra es una poderosa expresión de pena y dolor.

Una delegación del Gobierno liderada por el ministro federal para Asuntos Religiosos, Syed Khurshid Shah, se reunió con líderes chiíes el sábado por la noche luego de que se quejaron sobre lo que creen que es la indiferencia de la mayoría de los políticos paquistaníes hacia su situación.

Qayyum Changazi, presidente del Consejo Yakjehti -una alianza nacional de organizaciones predominantemente chiíes-, dijo que las conversaciones no habían producido resultados y que la protesta continuará hasta que el Ejército arribe a Quetta y de que el gobierno de la provincia de Baluchistán sea expulsado.

El ministro jefe de Baluchistán se encontraba en Dubái y no estaba disponible para formular comentarios.

FUEGO PARA EL FRIO

En la medida en que el cielo se oscurecía, los manifestantes se cubrían con gruesos abrigos y mantas y realizaban pequeñas fogatas con carbón para mantenerse abrigados. Muchos sostenían velas y algunos lloraban junto al féretro de sus familiares.

También tuvieron lugar pequeñas protestas en las ciudades de Lahore, Karachi y la capital, Islamabad, donde cerca de 200 manifestantes sostuvieron velas y pancartas exigiendo el fin de los ataques contra los chiíes, que componen un 20 por ciento de la población de Pakistán.

La parlamentaria Bushra Gohar del Partido Nacional Awami fue la única política prominente que asistió a la protesta en la capital.

Gohar afirmó que hay varias razones por las que los funcionarios han sido lentos para responder, como el respaldo a los militantes, el temor y la indiferencia.

"Podría ser pura insensibilidad", manifestó. "Muchos partidos políticos también respaldan a estos grupos", agregó.

La política de seguridad en Pakistán está dominada por el Ejército, que niega acusaciones de que mantenga vínculos con grupos militantes, en parte para contrarrestrar la influencia de la India.

El oficialista Partido del Pueblo de Pakistán, que ha visto caer baleados a altos miembros de su propio partido, a menudo se ha mostrado no dispuesto a hablar contra militantes por temor a asesinatos. (Reporte adicional y escrito por Katharine Huoreld. Editado en español por Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below