Elevar meta de inflación EEUU no ayudará mucho ahora: investigadores

sábado 29 de agosto de 2015 19:34 CEST
 

JACKSON HOLE, EEUU, 29 ago (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos podría haber acortado en un año la recesión derivada de la crisis financiera global si hubiese fijado una meta de inflación de 4 por ciento en 1984, pero subir su meta ahora probablemente haría poco para ayudar a la economía, dijeron investigadores el sábado.

Los presidentes de los Bancos de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, y de Minneapolis, Narayana Kocherlakota, han planteado recientemente elevar la actual meta de inflación de 2 por ciento del banco central para darle más espacio para reducir las tasas durante episodios de desaceleración económica.

La idea no ha cobrado mucha fuerza debido en parte a que la Fed no quiere ser considerada como inconstante frente a sus compromisos.

En un documento presentado en la conferencia global de banqueros centrales de la Fed, S. Boragan Aruoba de la Universidad de Maryland y Frank Schorfheide de la Universidad de Pensilvania mostraron cómo el hecho de fijar una meta de inflación de un 4 por ciento en 1984 le habría permitido a la Fed reducir las tasas con más fuerza que durante la crisis financiera del 2007-2009.

Bajo ese escenario, dijeron que "el retorno de la inflación a los niveles promedio es aún más rápido y la recuperación del PIB toma casi un año menos que bajo la política histórica".

No obstante, agregaron que los beneficios de elevar la meta de inflación dependen fuertemente de la probabilidad de que un impacto empuje a la economía al punto que sean necesarias tasas de interés cercanas a cero.

Esa probabilidad, dijeron los autores, es muy reducida: menos del 0,1 por ciento en el modelo que usaron. Cuando hicieron simulaciones de la respuesta económica a un alza en la meta de inflación a inicios del 2014, encontraron un beneficio muy pequeño.

"Si bien el cambio en la meta de inflación afecta las dinámicas de las tasas de interés y la inflación, la trayectoria del PIB no resulta mayormente afectada", escribieron los investigadores.

"Por ende, este análisis sugiere que si el banco central eleva la meta de inflación ahora, incluso si logra comunicar y convencer al público de la credibilidad de esta nueva política, al parecer no habrían muchos efectos reales de este cambio en la política para hacerlo deseable", dijeron.

Aruoba y Schorfheide son conocidos por sus investigaciones en política monetaria cuando las tasas de interés están en o cerca de cero, y sus modelos para seguir los ciclos económicos y el crecimiento del PIB son publicados por la Fed de Filadelfia. (Reporte de Ann Saphir; Editado en español por María Cecilia Mora)