CORREGIDO-Protesta en chilena Codelco cumple una semana, sin señal de solución

martes 28 de julio de 2015 17:00 CEST
 

(Corrige nombre de ministra en sexto párrafo)

SANTIAGO, 28 jul (Reuters) - Una protesta de trabajadores tercerizados de la chilena Codelco, la mayor productora mundial de cobre, cumplió el martes su primera semana, con manifestantes bloqueando nuevamente vías de acceso a algunos yacimientos de la estatal y sin que se avizoraran señales de un eventual acercamiento entre las partes.

Los afiliados a la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) demandan que se negocie la renovación de un Acuerdo Marco sobre sus beneficios para desactivar el conflicto, que ya dejó un trabajador externo muerto a finales de la semana pasada.

"Se ha intentado instalar comunicacionalmente que las operaciones de Codelco están normales, lo que no es cierto. Las movilizaciones se mantienen y las divisiones no funcionan con normalidad", dijo a Reuters Manuel Ahumada, presidente de la CTC.

"Aquí hay una soberbia y una tozudez por parte de los altos ejecutivos de Codelco en no querer sentarse con los trabajadores", agregó.

No fue posible obtener inmediatamente una versión de la empresa sobre un eventual impacto por el recrudecimiento de las manifestaciones.

Los contratistas se reunieron en la víspera con la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, para pedir que el Gobierno sea mediador en el conflicto. Tras el encuentro, afirmaron que la funcionaria se comprometió a realizar algunas diligencias para buscar una salida.

Codelco, que ha dicho que los trabajadores deben resolver sus problemas directamente con las empresas que los contratan, afirma que acceder a las demandas conllevaría un costo de 1.000 millones de dólares en el largo plazo.

Además, la firma sostiene que las exigencias de los manifestantes no son compatibles con las actuales condiciones del mercado del cobre, la realidad económica del país y la sostenibilidad de los llamados "proyectos estructurales" para contrarrestar el declive de sus leyes minerales. (Reporte de Fabián Andrés Cambero. Editado por Javier Leira)