Declive en conteo semanal de plataformas petroleras en EEUU se frena: Baker Hughes

viernes 26 de junio de 2015 20:17 CEST
 

Por Scott DiSavino

26 jun (Reuters) - Las energéticas retiraron tres plataformas desde yacimientos petroleros en Estados Unidos esta semana, la menor baja en cinco semanas, mostraron datos publicados el viernes, en una señal de que el colapso en perforaciones está llegando a su fin por la recuperación de los precios del crudo tras una fuerte caída.

Fue la vigésimo novena semana de declives, que llevaron el total a 628 plataformas en funcionamiento, el número más bajo desde agosto de 2010, dijo la empresa de servicios petroleros Baker Hughes Inc en su reporte, que es seguido de cerca por los mercados.

En la última semana, los perforadores no agregaron nuevas plataformas en las cuencas de esquisto claves del país.

Los expertos prevén que la cuenta de plataformas toque fondo pronto.

"Prevemos (...) unas pocas semanas con algunas adiciones de plataformas, contrarrestadas por mayores declives en las semanas subsiguientes antes de tocar el fondo absoluto", escribieron en un reporte esta semana analistas de Evercore ISI.

Agregaron que lo más probable es que el conteo toque fondo a comienzos del tercer trimestre.

Los futuros del crudo en Estados Unidos caían a cerca de 59 dólares por barril el viernes, mientras el mercado esperaba el desenlace de las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán, que podría llevar a un gran aumento de las exportaciones petroleras iraníes.

Los perforadores de petróleo en Estados Unidos eliminaron miles de puestos de trabajo y dejaron en pausa más de la mitad de sus plataformas de crudo desde que el total alcanzó un máximo de 1.609 en octubre en respuesta a una caída de un 60 por ciento en los precios del crudo desde junio de 2014 a marzo de este año.

Los precios cayeron desde cerca de 107 dólares por barril en junio de 2014 a cerca de 42 dólares por barril en marzo debido a que productores en Estados Unidos, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros siguieron bombeando cantidades récord de crudo pese a la debilidad de la demanda mundial. (Editado en español por Patricio Abusleme)