Griego Varoufakis dice Merkel enfrenta "dura decisión" en reunión del lunes

sábado 20 de junio de 2015 21:17 CEST
 

BERLÍN, 20 jun (Reuters) - El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, dijo que la canciller alemana, Angela Merkel, enfrentará una "dura decisión" el lunes cuando los líderes de la zona euro se reúnan para decidir si alcanza o no un acuerdo con Grecia para salvar al país de la bancarrota.

En un artículo publicado en la página web del Frankfurt Allgemeine Sonntagszeitung el sábado, Varoufakis sugirió que dependía de la líder más poderosa de Europa, en lugar del gobierno de Atenas, avanzar para evitar un default griego.

"El lunes, la canciller alemana enfrentará una decisión dura", escribió Varoufakis en inglés. "Ingresar en un acuerdo honorable con un gobierno que se opuso a los 'rescates' y que busca una solución negociada que ponga fin a la crisis griega de una vez por todas", continuó.

"O... escuchar las sirenas desde dentro del Gobierno Federal que la alientan a tirar por la borda al único gobierno griego de principios y que puede conducir al pueblo griego a lo largo del camino de una reforma genuina. Temo mucho decir que la decisión es de ella", agregó.

Mientras Atenas y sus acreedores internacionales siguen estancados por un acuerdo de deuda, la fuga de dinero de los bancos griegos se ha acelerado y los ingresos del Gobierno se han desplomado.

Merkel ha insistido en que depende de Grecia primero alcanzar un acuerdo con las tres instituciones involucradas: la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

El viernes, la canciller alemana dijo que la reunión de jefes de Gobierno de la zona euro sólo sería una cumbre de advertencia si no estaba la base para tomar una decisión.

Otros líderes europeos también han disminuido las expectativas. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que no proveerá una "solución mágica" para Grecia y que Atenas pronto tendrá que decidir si acepta una "buena oferta" de ayuda o si se dirige hacia el default.

Aunque el Gobierno griego no quiere ceder ante demandas de recortes de pensiones y aumento de impuestos, Varoufakis seguía sonando optimista sobre las posibilidades de alcanzar un acuerdo.

"Nuestra parte llegará a Bruselas con la determinación de comprometerse más mientras no nos pidan que hagamos lo que hicieron gobiernos previos: aceptar nuevos tramos de préstamo bajo condiciones que ofrecen pocas esperanzas de que Grecia puedan repagar sus deudas", escribió. (Reporte de Caroline Copley. Editado en español por Lucila Sigal)