Dinero fresco reanima a petroleras en EEUU, pero expertos del sector están escépticos

miércoles 20 de mayo de 2015 15:36 CEST
 

Por Anna Driver y Terry Wade

HOUSTON, 20 mayo (Reuters) - Las compañías petroleras de Estados Unidos, afectadas aún por la caída del precio del crudo, están atrayendo una ola de nuevas inversiones de fuentes impensadas: fondos de cobertura y de inversión que acuden por ver primera al mercado energético apostando a un repunte.

Al destinar miles de millones de dólares en acciones y bonos del sector en los últimos meses, estos recién llegados, denominados "turistas energéticos" por los veteranos operadores de Houston, lanzaron un salvavidas a muchas compañías que pocos meses atrás parecían objetivos potenciales de rivales mayores o de especialistas en reestructuración de deuda.

"Hay fondos de inversión general que nunca han invertido en energía saliendo de debajo de las piedras", dijo Michael Ames, un banquero de inversión en Raymond James, en una reunión este mes con ejecutivos del sector.

En lo que va de año, 40 firmas de petróleo y gas obtuvieron 18.700 millones de dólares en ventas de nuevas acciones, mientras otras 35 emitieron 26.400 millones de dólares en deuda en los cuatro primeros meses, según datos de Thomson Reuters.

Las ventas de acciones son las mayores en al menos 15 años, mientras que la emisión de bonos va camino de ser la más grande en tres años. Ames estimó que los fondos de inversión destinaron 35.000 millones de dólares al sector energético estadounidense en los seis últimos meses.

Con las tasas de interés a un récord mínimo y los índices bursátiles cerca de máximos históricos, los activos energéticos son unos de los pocos sectores que ofrecen alzas significativas debido a las fuertes pérdidas de más del 50 por ciento sufridas por la caída de los precios del crudo, señalan los inversores.

No obstante, los veteranos del lugar, conscientes de fiascos anteriores, temen que la subida del 34 por ciento en el crudo de Estados Unidos desde mediados de marzo, hasta cerca de 60 dólares por barril, no continúe.

Algunos también señalan que la valorización de bonos y acciones implica precios del petróleo de 85 a 90 dólares y advierten de un posible golpe a la industria si el crudo se estanca.

"Hay demasiado dinero en el sistema", dijo el director de un fondo privado que tuvo activos de petróleo por largo tiempo. "No estamos viviendo en un mundo real en este momento", agregó.

Este y otros expertos ponen en duda además la capacidad de los recién llegados de analizar correctamente los riesgos de invertir en el sector. (Editado en español por Carlos Serrano y Mónica Vargas)