Primer ministro griego advirtió a prestamistas que no pagaría al FMI en mayo: reporte

sábado 16 de mayo de 2015 21:28 CEST
 

ATENAS, 16 mayo (Reuters) - El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, advirtió en un momento a los acreedores extranjeros que Atenas no pagaría en mayo los 750 millones de euros debía al FMI, a menos que ellos le entregaran liquidez inmediata, informó el sábado el diario Kathimerini.

Atenas finalmente realizó el pago el 12 de mayo, utilizando los fondos que tenía en una cuenta del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Citando a fuentes europeas, el diario dijo que Tsipras realizó la amenaza en una carta dirigida al presidente de la Comisión de la UE, Jean-Claude Juncker, a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y al presidente del BCE, Mario Draghi.

El Gobierno griego no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

En su carta, Tsipras dijo que Grecia carecía de recursos internos de liquidez debido a que había cumplido con sus obligaciones de deuda domésticas e internacionales, a pesar de que no había recibido ayuda bajo su rescate por 240.000 millones de euro desde agosto, sostuvo el diario.

Para restaurar la liquidez, Tsipras propuso que el BCE aumentara el límite de emisión de bonos del tesoro de Grecia; un desembolso parcial de los tramos del préstamo de 7.300 millones de euros; el retorno de los 1.900 millones de euros que el BCE obtuvo en ganancias al comprar bonos griegos desde el 2010; y el retorno de los 1.200 millones de euros en el fondo de rescate del bloque, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

La carta fue considerada como una "posible simulación" y reforzó el clima de desconfianza entre ambas partes, dijo el diario.

Las reservas de efectivo de Grecia están disminuyendo y las negociaciones entre el nuevo Gobierno izquierdista de Tsipras y sus prestamistas sobre un acuerdo que incorpore reformas a cambio de dinero se han tensado debido a meses de retrasos.

El viernes, Tsipras dijo que las dos partes hallaron terreno común, pero que el Gobierno no cedería en su negativa a reducir sueldos y pensiones, entre otros límites. (Reporte de Karolina Tagaris; Editado en Español por Ricardo Figueroa)