Venezuela quiere a Harvest fuera, pero si consigue un comprador con músculo para inversiones

lunes 20 de abril de 2015 19:19 CEST
 

Por Andrew Cawthorne

FAJA DEL ORINOCO, Venezuela, 20 abr (Reuters) - Venezuela preferiría que la petrolera estadounidense Harvest Natural abandonara sus operaciones en el país, pero antes quiere que venda su participación en el proyecto que comparte con PDVSA a una empresa con músculo financiero para hacer grandes inversiones, dijo el presidente de la estatal venezolana.

Harvest ha intentado vender en dos ocasiones sus activos en la empresa mixta Petrodelta, en el oriente del país miembro de la OPEP, quejándose de que Petróleos de Venezuela (PDVSA) no le permite recolectar dividendos.

Ambas propuestas fueron bloqueadas por las autoridades venezolanas.

El comprador potencial de la participación de Harvest deberá estar dispuesto a pagar un bono al Gobierno socialista y aportar cerca de 600 millones de dólares en cinco años para aumentar la producción de Petrodelta, actualmente con capacidad para extraer unos 42.000 barriles por día (bpd) de crudo.

"Harvest es un ejemplo del socio que no tiene capacidad. Ellos sólo quieren los dividendos, no invertir", dijo el presidente de PDVSA, Eulogio Del Pino, durante un viaje con periodistas extranjeros a la Faja del Orinoco, el mayor reservorio de crudo en el mundo.

"Pero requerimos que el socio tenga capacidad financiera. Requerimos financiamiento y un bono para el Gobierno", agregó.

La puesta en funcionamiento del Simadi, un nuevo sistema cambiario con un tipo de cambio mucho más ventajoso para las petroleras extranjeras, podría reducir la inversión inicial estimada para el proyecto desde los 1.200 millones de dólares a cerca de 600 millones de dólares, dijo Del Pino.

Harvest había intentado vender su participación de 32 por ciento a la petrolera indonesia Pertamina y a la argentina Pluspetrol.   Continuación...