Exportaciones e importaciones de China caen en enero, logra superávit comercial récord

domingo 8 de febrero de 2015 05:13 CET
 

SHANGHAI Feb 8 (Reuters) - Las exportaciones de China cayeron un 3,3 por ciento en enero a nivel interanual y las importaciones se desplomaron un 19,9 por ciento, incumpliendo con las expectativas por un amplio margen y provocando un superávit comercial récord mensual de 60.000 millones de dólares.

Pensando que las medidas de alivio cuantitativo en Europa iban a impulsar la demanda de productos chinos, los analistas encuestados por Reuters esperaban que las exportaciones subieran un 6,3 por ciento y que las importaciones bajaran sólo un 3 por ciento, para un déficit comercial de 48.900 millones de dólares.

En lugar de ello, las exportaciones disminuyeron un 12 por ciento a tasa mensual, mientras que las importaciones se hundieron un 21,1 por ciento, según los datos divulgados el domingo por la Administración de Aduanas.

La caída estuvo liderada por un fuerte desplome en las importaciones de materias primas, en particular las compras de carbón, que cayeron casi un 40 por ciento a 16,78 millones de toneladas, muy por debajo de los 27,22 millones de toneladas de diciembre. Las importaciones de crudo también retrocedieron un 7,9 por ciento.

Aunque los datos comerciales representan malos augurios para una economía que sufrió en el 2014 su crecimiento más lento en 24 años, analistas dicen que las fuertes distorsiones estacionales por el feriado del Nuevo Año Lunar hacían difícil interpretar los datos. El año pasado, el feriado cayó en enero y este año en febrero.

Las cifras de exportaciones de China tienden a ser erráticas. Las grandes oscilaciones en ambas direcciones son cosa común y los números combinados de enero y febrero suelen ser una medida más precisa de la tendencia general, dicen analistas.

Funcionarios han asegurado que, aunque esperan que las exportaciones chinas mejoren, el sector continuaría sufriendo vientos en contra en el 2015.

Se espera que el Gobierno baje su objetivo para el PIB de este año hasta un nivel de alrededor del 7 por ciento, después de haber registrado una expansión del 7,4 por ciento en el 2014.

Las autoridades han respondido a la debilidad recortando las tasas de interés y reduciendo el monto de reservas que los bancos deben retener al prestar, pero las decisiones fueron vistas en gran medida como defensivas y la mayoría de los economistas piden más alivio para volver a darle vigor al crecimiento.

El yuan chino cayó un 2,4 por ciento en el 2014 y ha perdido otro 0,6 por ciento en lo que va del año, dando algo de alivio a los exportadores después de cuatro años de apreciación ininterrumpida

Durante el 2014, el valor total del comercio de China subió un 3,4 por ciento frente al año previo, quedándose corto del objetivo oficial del 7,5 por ciento. Algunos analistas se han preguntado si los datos de exportación no habían sido inflados con facturación falsa por parte de empresas especulando en los mercados de monedas y materias primas. (Reporte de Pete Sweeney; Editado en español por Pablo Garibian)