Británico Osborne insta a BCE a hacer "lo que sea necesario" para cumplir meta inflación

miércoles 14 de enero de 2015 00:38 CET
 

Por David Milliken

LONDRES, 13 ene (Reuters) - Gran Bretaña instó al Banco Central Europeo a tomar todas las medidas necesarias para alejar los riesgos de una deflación, una semana antes de que los miembros del BCE se reúnan para discutir si la entidad comienza un programa de compra de bonos soberanos sin precedentes.

El ministro de Finanzas George Osborne hizo una distinción entre Gran Bretaña, donde la inflación tocó un mínimo de 14 años del 0,5 por ciento, y la zona euro, donde el alza de precios ha sido menor por meses.

"La baja inflación que vemos en el Reino Unido, generada en su mayor parte por factores externos como el precio del petróleo, es mucho más bienvenida que en la zona euro", dirá Osborne el miércoles según un extracto del discurso que su oficina entregó el martes.

"El debate pasó a los peligros de la deflación, como es entendible, al riesgo de un espiral autogenerado en el que la actividad económica baja, los consumidores retrasan las compras (...) y el peso de la deuda nominal pasa a ser más difícil de manejar", agregó.

Osborne le había pedido antes al BCE que tome acciones para revivir la economía del mayor socio comercial de Gran Bretaña. Pero sus últimas palabras parecen más fuertes que sus dichos anteriores en momentos en que los riesgos de que la debilidad de la zona euro pesen en el panorama británico en el tramo final de la campaña antes de las elecciones nacionales del 7 de mayo.

Su discurso se produce mientras el presidente del BCE, Mario Draghi, y el resto de los miembros del consejo de la entidad se preparan para decidir el 22 de enero si compran cientos de miles de millones de euros de deuda soberana para elevar la inflación del bloque monetario hacia su meta que es de justo por debajo del 2 por ciento.

Esa fue la política adoptada por Estados Unidos y Gran Bretaña al comienzo de la crisis financiera, pero es vista con profundo escepticismo por algunos líderes de bancos centrales europeos, que temen que las medidas sean demasiado parecidas a un rescate a gobiernos derrochadores.

"Los sistemas políticos deberían darle a sus bancos centrales el espacio y la independencia necesaria para que hagan su trabajo", sostuvo Osborne. "Por eso respaldo totalmente los esfuerzos de Mario Draghi para asegurar que el BCE haga todo lo que sea necesario para cumplir con su mandato de inflación". (Editado en español por Javier Leira)