Operadores de petróleo almacenan 25 millones de barriles por baja de precio: fuentes

martes 13 de enero de 2015 21:20 CET
 

Por Jonathan Saul

LONDRES, 13 ene (Reuters) - Algunos de los mayores operadores del mercado de petróleo han reservado en días recientes supertanqueros para almacenar al menos 25 millones de barriles en el mar, buscando sacar provecho de un desplome de los precios del crudo y obtener una ganancia más adelante.

Se espera que el almacenamiento en el mar se incremente en las próximas semanas porque las empresas de intermediación recurren a una estrategia que usaron en 2009, cuando una baja de los precios llevó a la acumulación de más de 100 millones de barriles en tanqueros que luego fueron vendidos.

La jugada está elevando además los precios de alquiler de tanqueros, porque las empresas navieras buscan obtener su parte del alza de los últimos días.

Intermediarios como Trafigura, Vitol , Gunvor, Koch y la petrolera Shell comenzaron la semana pasada a reservar tanqueros petroleros para almacenar petróleo por hasta 12 meses, según fuentes navieras y libros de reservas a los que accedió Reuters.

Al menos 11 supertanqueros (VLCC por su sigla en inglés) han sido reservados con opciones para almacenamiento, frente a unos cinco al final de la semana pasada.

Cada VLCC puede recibir 2 millones de barriles.

Además, Ti Oceania, uno de los mayores buques petroleros del mundo con capacidad para 3 millones de barriles, fue reservado por Vitol para almacenamiento de crudo, según datos y fuentes del mercado.

Las reservas significan que al menos 25 millones de barriles han sido apartados para almacenamiento en el mar. No obstante, algunos de los tanqueros podrían usarse para transporte convencional de petróleo.

Shell, Trafigura, Vitol y Gunvor no quisieron hacer comentarios. Koch no estuvo inmediatamente disponible para atender a consultas.

La estrategia comercial funciona porque los precios para entrega en el futuro se están negociando con un premio respecto a los del mercado contado, una situación que se conoce como contango y que implica que los inversores esperan que los precios se recuperen de la baja de casi un 60 por ciento de los últimos siete meses.