RPT-ACTUALIZA 2-Refinería venezolana Amuay volverá a operar "normalmente" en seis días

jueves 6 de noviembre de 2014 11:51 CET
 

(Repite nota enviada en la noche del miércoles, texto sin cambios)

Por Sailu Urribarrí

CARACAS, 5 nov (Reuters) - La refinería Amuay, la mayor de Venezuela, volverá a operar "normalmente" en los próximos seis días, dijo el miércoles en un comunicado la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) tras el apagón que afectó a la planta durante la víspera.

El martes por la noche la planta con capacidad para procesar hasta 645.000 barriles de petróleo por día (bpd) sufrió un corte del suministro eléctrico que la paralizó por completo, aunque rápidamente fue restablecido y comenzó el proceso de arranque en las unidades de proceso e instalaciones de servicios.

"Hoy miércoles estarán en pleno funcionamiento servicios industriales, como agua, aire y vapor entre otros, que se necesitan para iniciar el arranque de las plantas", dijo Jesús Sánchez, gerente general del Centro de Refinación de Paraguaná (CRP), uno de los más grandes del mundo y que agrupa a Amuay y su vecina Cardón.

"Dentro de los próximos seis días tendremos las plantas operando normalmente", agregó la autoridad.

El ministro de Petróleo y Minería, Asdrúbal Chávez, escribió en su cuenta de Twitter (@AChavezpetroMin) que se está investigando el incidente, al describirlo como un "extraño" fallo eléctrico.

La administración socialista de Nicolás Maduro a menudo culpa a saboteadores por los apagones o accidentes en refinerías. Pero sus críticos dicen que los problemas de las refinerías se deben a la negligencia y la falta de inversiones.

En el 2012, una explosión en Amuay causó la muerte de más de 40 personas, provocó un gran incendio y la detención de las operaciones, en el peor incidente sufrido por la industria petrolera venezolana.

También el miércoles, una explosión afectó la refinería Isla, administrada por PDVSA en Curazao, y dejó a dos trabajadores heridos.

El circuito venezolano de refinación y mejoramiento ha sufrido en los últimos años de constantes paradas no programadas que han afectado la producción de crudos y derivados. (Reporte de Sailú Urribarri en Paraguaná y Diego Oré y Alexandra Ulmer en Caracas; editado por Hernán García)