Bajos precios del petróleo amenazan proyectos en el extremo norte de Europa

martes 28 de octubre de 2014 16:03 CET
 

Por Balazs Koranyi y Gwladys Fouche

OSLO, 28 oct (Reuters) - Los grandes yacimientos de petróleo y gas en aguas del extremo norte de Europa podrían quedar intactos ahora que se han desplomado los precios del crudo, manteniendo un suministro potencial equivalente a unos 1.000 millones de barriles fuera del mercado para el futuro inmediato.

Los hallazgos en el ártico noruego podrían permanecer inactivos, los yacimientos británicos maduros enfrentarse a un cierre anticipado y las exploraciones fronterizas en zonas como Groenlandia ser suspendidas mientras las compañías petroleras recortan una quinta parte de sus gastos.

Se esperaba que proyectos como el de Johan Castberg en el Mar de Barents -un plan a cargo de Statoil por valor de 15.500 millones de dólares-, y hallazgos menores de Shell , OMV y otros abrieran nuevas provincias petroleras.

Sin embargo, ahora se enfrentan a retrasos, cancelaciones o a un rediseño radical en un momento en que los bajos precios del crudo, que ronda los 85 dólares por barril, no los hacen rentables.

Noruega, el principal productor de petróleo y gas de Europa Occidental, es uno de los países más vulnerables, pues ya tiene altos costos y su reciente entrada en aguas del Ártico, donde los costos están entre los más elevados del sector.

"Estamos estudiando todos los proyectos para ver cuál es el más viable económicamente", dijo Runi Hansen, jefe de Statoil para el Ártico. "Si los proyectos del Ártico no son comercialmente viables, no vamos a hacerlos".

Si los precios del petróleo son significativamente más bajos en los dos próximos años, "creemos que cerca de 1.000 millones de barriles de recursos de crudo y gas de la plataforma continental noruega corren el riesgo de sanciones por los retrasos", afirmó Espen Erlingsen, analista de la consultora Rystad Energy, con sede en Oslo.

Goldman Sachs estima que las compañías de petróleo integrado de Europa necesitan un precio de 122 dólares por barril para tener neutro un flujo de caja libre en 2015 debido a sus actuales presupuestos de gasto de capital.

Para lograr un rendimiento del 4,5 por ciento del flujo de caja libre en 2018, el gasto de capital debería caer un 13 por ciento con un precio del crudo de 90 dólares por barril, y un 20 por ciento si el petróleo baja a 80 dólares. (Reporte adicional de Alister Doyle y Stine Jacobsen en Oslo y Claire Milhench en Londres; editado en español por Carlos Serrano)