Producción petrolera de Rusia sube en agosto, sanciones aún no afectan

martes 2 de septiembre de 2014 15:55 CEST
 

Por Katya Golubkova

MOSCU, 2 sep (Reuters) - La producción de petróleo de Rusia creció en agosto impulsada por una mayor producción de condensados de la estatal Gazprom, lo que muestra que los suministros hasta ahora no han sido afectados por las sanciones ante la invasión militar a Ucrania.

El bombeo de crudo subió un 1 por ciento, a 10,52 millones de barriles por día (bpd) en agosto frente a julio, ayudado además por los proyectos con empresas extranjeras, según datos del Ministerio de Energía del país.

La producción en Rusia, que incluye condensado de petróleo crudo y gas, seguía siendo la más alta del mundo en agosto. Su rival más cercano, Arabia Saudita, produjo un promedio de 9,75 millones de bpd el mes pasado, mostró un sondeo de Reuters.

Países de Occidente han impuesto sanciones a Moscú por la anexión de Crimea en marzo y su postura sobre la guerra en el este de Ucrania, y han advertido de nuevas medidas si Rusia no ayuda a detener la escalada del conflicto.

Las sanciones incluyen la prohibición de inversiones en nuevos valores o deuda con un vencimiento superior a 90 días para algunas de las compañías más grandes de Rusia, así como en las exportaciones de equipos para nuevos proyectos petroleros.

Las sanciones no han impactado aún la producción de crudo debido a que las medidas actuales afectan a nuevos proyectos que aún no se han concretado. Pero a medida que el financiamiento de Occidente se estrecha o se hace demasiado caro, las empresas ya están buscando reducir sus inversiones.

Lukoil, el segundo mayor productor de petróleo de Rusia, cuyo bombeo estuvo plano bajo una comparación intermensual, dijo la semana pasada que planea recortar sus inversiones en 2.000 millones el próximo año.

"Las complicaciones por acceder a financiación extranjera pueden afectar a las inversiones en la producción de petróleo", dijo Valery Nesterov, analista de Sberbank CIB, quien además advirtió que los niveles de bombeo podrían ser afectados en el próximo par de años. (Reporte de Katya Golubkova. Editado en español por Mónica Vargas)