METALES PRECIOSOS-Oro interrumpe racha bajista de cinco días por menor apetito por el riesgo

martes 3 de junio de 2014 14:33 CEST
 

Por Clara Denina

LONDRES, 3 jun (Reuters) - El oro subía el martes e interrumpía una racha bajista de cinco días debido a una caída de las acciones europeas, pero aún operaba cerca de su mínimo nivel en cuatro meses después de que datos alentadores en Estados Unidos mantuvieran al dólar cerca de un máximo de varios meses frente a una cesta de monedas.

* El oro al contado subía un 0,2 por ciento, a 1.246,38 dólares la onza, a las 1211 GMT. La leve alza del martes tenía lugar tras un declive de cinco días, que fue la racha bajista más larga en casi siete meses.

* Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en junio subían 2,90 dólares la onza, a 1.246,90 dólares la onza.

* Las acciones europeas caían y el índice dólar bajaba un 0,2 por ciento, pero permanecía cerca de su máximo nivel desde el 13 de febrero.

* Los inversores digerían datos que mostraron que la inflación de los precios en la zona euro bajó inesperadamente en mayo, aumentando los riesgos de deflación en el bloque monetario y dando mayores argumentos para que el Banco Central Europeo actúe esta semana.

* El otros mercados, los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años subían a cerca de un 2,55 por ciento, impulsados por las cifras económicas alentadoras del lunes.

* Los retornos sobre los bonos estadounidenses son seguidos de cerca por el mercado del oro, dado que el metal no paga intereses.

* La débil demanda en el principal consumidor mundial, China, contribuía a mantener los precios cerca de niveles mínimos.

* Entre otros metales preciosos, el platino operaba sin cambios, en 1.429,74 dólares la onza, mientras que el paladio avanzaba un 0,3 por ciento, a 831,28 dólares la onza, al tiempo que se extendían las huelgas en el importante productor Sudáfrica por quinto mes consecutivo.

* La plata subía un 0,6 por ciento, a 18,83 dólares la onza. (Reporte adicional de A. Ananthalakshmi en Singapur. Traducido por Patricio Abusleme)