METALES PRECIOSOS-Oro sube pero débil demanda física no sostiene avance

lunes 12 de mayo de 2014 22:55 CEST
 

(Actualiza con últimos precios)

Por Jan Harvey y Frank Tang

NUEVA YORK/LONDRES, 12 mayo (Reuters) - El precio del oro subió el lunes gracias a que las tensiones en Ucrania alentaron algunas compras en busca de refugio seguro, aunque la falta de una sólida demanda física limitó los avances.

* El oro superó brevemente los 1.300 dólares la onza luego de que líderes rebeldes prorrusos en el este de Ucrania exigieron que su región se anexe a Rusia tras las victorias registradas en referendos, lo que podría llevar a una guerra en la región.

* Sin embargo, el metal no logró mantenerse por encima del nivel de soporte clave de 1.300 dólares la onza y las subidas de las acciones en Estados Unidos recortaron su avance.

* El oro al contado subía un 0,6 por ciento en las últimas operaciones, a 1.295,95 dólares la onza, luego de tocar máximos en el día a 1.303,80 dólares.

* Los futuros del oro para entrega en junio en Estados Unidos subieron 8,20 dólares la onza, a 1.295,80 dólares, con un volumen negociado de alrededor del 10 por ciento por encima del promedio de los últimos 30 días, según datos preliminares de Reuters.

* "El piso para el oro parece estar aflojando, con una demanda física que no compensa la floja demanda de los inversores", dijo Christopher Louney, analista de metales preciosos en Barclays Capital. "Seguimos pensando que el oro irá a la baja", agregó.

* La débil demanda de metal físico de China, el mayor comprador mundial, se vio reflejada en una caída interanual del 44 por ciento en la demanda de barras de oro en el primer trimestre, según datos de la Asociación del Oro de China.

* Respecto a otros metales preciosos, la plata tuvo un mejor desempeño y terminó con una subida del 2,1 por ciento, a 19,50 dólares la onza.

* En tanto, el platino subió un 0,8 por ciento, a 1.432,75 dólares, y el paladio ganó un 0,9 por ciento, a 805 dólares. (Reporte adicional de A. Ananthalakshmi en Singapur; traducido por María Cecilia Mora, editado en español por Hernán García)