Jefe fondo de rescate zona euro advierte a Grecia sobre pago excesivo por nuevos bonos

sábado 5 de abril de 2014 21:56 CEST
 

Por Harry Papachristou

ATENAS, 5 abr (Reuters) - El jefe del fondo de rescate de la zona euro recomendó el sábado a Atenas que no pague demasiado a los inversores cuando regrese a los mercados de deuda más adelante en el mes, en comentarios publicados el sábado por un diario griego.

Grecia tiene planes de vender bonos a inversores por primera vez desde el 2010, cuando se convirtió en el primer país de la zona euro en recibir un rescate financiero. El evento también ser produce apenas unos dos años después del incumplimiento de deudas a prestamistas privados.

Klaus Regling, jefe del Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE), dijo al semanario To Vima que era "natural" que Grecia quisiera probar suerte en los mercados, pero advirtió que no debería pagar un rendimiento demasiado elevado, a fin de evitar incrementar excesivamente su carga de deuda.

"Las autoridades griegas deben decidir qué precio están dispuestas a pagar", indicó To Vima, tras citar al funcionario.

Los rendimientos de los bonos a 10 años de Grecia ha caído rápidamente desde que alcanzaron brevemente el 41 por ciento hace dos años, pero todavía rondan el 6 por ciento.

"La deuda griega sigue siendo costosa", dijo Regling. "Cada bono con un rendimiento tan elevado va aumentando la carga de deuda", aseveró.

Estimaciones de analistas indican que el costo potencial de endeudamiento de Grecia en el mercado en un lapso de cinco años se ubicaría entre 3,25 por ciento y 6,5 por ciento. Atenas busca recaudar 2.000 millones de euros con la emisión de títulos a cinco años, de acuerdo a fuentes de la banca y el Gobierno.

Inicialmente Grecia planeaba regresar a los mercados de bonos con una pequeña emisión de prueba en el segundo semestre del año, a la espera de recibir evidencia más concreta de que la recesión por la que atraviesa ha terminado.

Sin embargo, la rápida caída de los rendimientos de los papeles soberanos y la presión por concretar éxitos económicos antes de unas elecciones claves en Europa en mayo persuadieron al primer ministro Antonis Samaras de llevar adelante la venta. (Editado en español por Marion Giraldo)