9 de diciembre de 2013 / 12:07 / en 4 años

RPT-ACTUALIZA 2-Senadores de México debaten en comisiones proyecto de reforma energética

(Repite histora transmitida el domingo por la noche)

* Debate en tres comisiones fue suspendido hasta el lunes tras 11 horas de discusiones

* Reforma permite inversión privada local y extranjera en la industria energética

Por Verónica Gómez y Alexandra Alper

MEXICO DF, 8 dic (Reuters) - Comisiones de senadores de México comenzaron a debatir el domingo un proyecto de reforma energética que permitiría la inversión privada local y extranjera en la estratégica industria con nuevos tipos de contratos, en lo que sería la mayor apertura en décadas del reservado sector.

Después de más de 11 horas de discusiones, los senadores de tres comisiones suspendieron el debate y convocaron a una nueva reunión la mañana del lunes, cuando está previsto que sea votada la reforma, para posteriormente presentarla al pleno de la Cámara alta.

El proyecto, divulgado el sábado por senadores del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del conservador Partido Acción Nacional (PAN), plantea cambios a algunos artículos de la Constitución e incluye desde licencias para explorar y explotar hidrocarburos hasta contratos de utilidad y de producción compartida. No plantea concesiones.

El Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto considera que la iniciativa es clave para apuntalar la estancada producción de hidrocarburos y dar un nuevo impulso a la segunda economía de América Latina, décima productora mundial de crudo.

La producción de crudo del monopolio estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ha caído en un 25 por ciento desde su récord de 3.4 millones de barriles por día en el 2004 y para elevarla requiere ingentes recursos.

El plan propone modalidades que van desde contratos de servicios, de utilidad o producción compartida o de licencias, para llevar a cabo, por cuenta de la nación, exploración y extracción de crudo e hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos, incluyendo las que puedan realizar las empresas productivas del Estado con particulares.

“Imaginemos un Petróleos Mexicanos (Pemex) que pueda salir a competir al mundo como lo han hecho los países que han adoptado modelos que están basados en la competitividad y en el desarrollo”, dijo el senador del PRI, David Penchyna, jefe de la Comisión de Energía.

A la vez “basados en la apertura, con reglas claras para generar un mejor mercado, más eficiente, más productivo y por lo tanto más competitivo”, añadió.

El proyecto de reforma sostiene que México seguirá siendo propietario de los hidrocarburos, pero permitirá a las empresas que reporten para efectos contables y financieros la asignación o contrato y beneficios esperados, siempre y cuando se afirme que los hidrocarburos son propiedad de la nación.

“Quienes prepararon el dictamen entendieron algo muy importante: los contratos de producción compartida son muy útiles para aguas profundas y aguas ultra profundas”, dijo Luis Miguel Labardini, socio de la consultora de energía Marcos y Asociados, en referencia a las vastas reservas de crudo en aguas profundas de México, donde el acceso es difícil y muy costoso.

REFORMA POLEMICA

El proyecto de reforma es más ambicioso que el planteado originalmente por el PRI, que sólo consideraba contratos de utilidad compartida, lo que según expertos no era suficientemente atractivo para las firmas privadas.

“Si la reforma se implementa, aumentaría (la inversión extranjera directa) y la producción petrolera en el mediano plazo”, dijo por su parte David Rees, economista de Capital Economics, en un correo electrónico.

La discusión se inició con el rechazo de senadores del mayor partido de izquierda, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes en conferencia de prensa minutos antes dijeron que la aprobación de la reforma sería una “traición a la Patria” al considerar que entrega a privados y empresas trasnacionales la riqueza de los mexicanos.

En tanto, cientos de manifestantes se congregaron a las afueras del Senado ubicado en una de las principales avenidas de la capital. Muchos de ellos golpearon las vallas metálicas que resguardan el edificio con piedras, cucharas y cacerolas gritando consignas en contra de la reforma.

Medios locales dijeron que algunas personas instalaron casas de campaña para pasar la noche y mantener un plantón indefinido.

A unos metros del Senado, custodiado por cientos de policías, se instalaron pantallas que trasmitieron el debate de los senadores sobre el proyecto energético.

“El petróleo no se vende” o “No a la privatización”, se leía en algunas pancartas de los manifestantes.

Si la reforma prospera, se podría consolidar la mayor apertura energética en México desde la nacionalización de 1938.

El proyecto podría llegar al pleno del Senado el martes. (Reporte adicional de Tomás Bravo, Miguel Angel Gutierrez y David Alire. Editado por Rodrigo Charme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below