ENFOQUE-Inversores chinos pierden la paciencia con Brasil, proyectos se estancan

viernes 1 de noviembre de 2013 18:58 CET
 

Por Brian Winter y Caroline Stauffer

SAO PAULO, 1 nov (Reuters) - Para los inversores chinos Brasil ya no es más la tierra prometida.

Tras su gran ofensiva en busca de materias primas como el mineral de hierro y detrás de un promisorio mercado para sus bienes de consumo, los ejecutivos chinos suenan cada vez más frustrados con el estancamiento del crecimiento económico de Brasil, los elevados costos y lo que perciben como un reacción política contra su presencia.

Y como resultado, las inversiones chinas están cayendo y hasta dos tercios de los cerca de 70.000 millones de dólares en proyectos anunciados desde el 2007 están congelados o fueron cancelados, según recientes estudios y entrevistas con funcionarios chinos y brasileños.

La inesperada caída, que según inversores y analistas será difícil de revertir en el corto plazo, privaría a la estancada economía brasileña de lo que alguna vez pareció ser una fuente asegurada de crecimiento en los años por venir.

"El ardor por invertir en Brasil se está desvaneciendo. Operar en Brasil es un desafío enorme", dijo Zhang Dongxiang, presidente ejecutivo de la unidad brasileña del Bank of China Ltd, uno de los cuatro mayores bancos comerciales del Estado chino.

En una inusual entrevista en su oficina de Sao Paulo que incluyó algunas de las críticas más agudas realizadas hasta ahora por un líder empresarial chino en Brasil, Zhang se quejó de la creciente hostilidad del público brasileño y también de las políticas "proteccionistas" aprobadas por el Gobierno izquierdista de la presidenta Dilma Rousseff.

"La opinión pública a veces parece estar contra la inversión extranjera (...) como si volviera menos competitiva a la industria local", dijo. "Son ideas anticuadas".   Continuación...