4 de agosto de 2013 / 17:13 / hace 4 años

REENVÍO-ACTUALIZA 1-Irán, EEUU señalan voluntad para dialogar tras juramento de nuevo presidente

5 MIN. DE LECTURA

(Reenvía para ajustar título)

Por Yeganeh Torbati y Marcus George

DUBAI, 4 ago (Reuters) - Irán y Estados Unidos señalaron el domingo una nueva voluntad para buscar un fin a la disputa por el programa nuclear de Teherán después de que Hassan Rouhani juró como presidente de la República Islámica y llamó al diálogo para reducir el "antagonismo y la agresión".

La esperanza de una resolución diplomática aumentaron con el triunfo de Rouhani sobre rivales conservadores en junio, cuando los votantes reemplazaron al político de línea dura Mahmoud Ahmadinejad con un clérigo cuyo lema es "moderación", pero que aún sigue siendo en gran medida un miembro de la República Islámica.

"El único modo de interactuar con Irán es el diálogo en condiciones de igualdad, desarrollo de confianza y respeto mutuo, al igual que reducir el antagonismo y la agresión" dijo Rouhani en un discurso tras jurar el cargo en el Parlamento.

"Si quieren la respuesta correcta, no hablen con Irán en el lenguaje de las sanciones, hablen en el lenguaje del respeto", agregó.

Dentro de horas, Estados Unidos dijo que está listo para trabajar con el Gobierno de Rouhani si es serio respecto a un compromiso.

"La toma de mando del presidente Rouhani presenta una oportunidad para que Irán actúe rápidamente para resolver las profundas preocupaciones de la comunidad internacional sobre el programa nuclear de Irán", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en un comunicado.

"Si este nuevo Gobierno opta por comprometerse sustantivamente y seriamente para cumplir con sus obligaciones internacionales y encontrar una solución pacífica a este tema, encontrará a un socio dispuesto en Estados Unidos", agregó.

Los críticos de Irán afirman que el país ha usado negociaciones nucleares previas como una táctica para ganar tiempo, mientras continúa desarrollando tecnología vinculada a armas nucleares, algo de Teherán niega.

Señalando tanto su deseo de comenzar a trabajar como una probable disposición a dialogar con Estados Unidos, Rouhani presentó inmediatamente al presidente del Parlamento su lista de nominados para el gabinete, pese a que tiene dos semanas para hacerlo.

El Parlamento debe aprobar a los candidatos antes de que éstos asuman el cargo. El presidente del Parlamento dijo que la asamblea revisaría la lista de nominados la próxima semana.

Rouhani escogió al ex embajador de Irán ante las Naciones Unidas, Mohammad Javad Zarif, como ministro de Relaciones Exteriores. Zarif es un diplomático respetado, bien conocido por altos funcionarios estadounidenses, entre ellos el vicepresidente, Joe Biden, y el secretario de Defensa, Chuck Hagel.

"Suposiciones Erradas"

Enviados occidentales familiarizados con Zarif han expresado su esperanza de que su nombramiento sea una señal del interés de Rouhani a la hora de romper el estancamiento entre Irán y Estados Unidos.

Ali Vaez, un analista especializado en Irán del Grupo Internacional de Crisis, dijo que Zarif posee habilidades únicas que "le permiten superar la gran cantidad de suposiciones erradas entre Irán y Occidente".

"Nadie está más preparado para asumir la (...) tarea de poner fin al aislamiento de Irán en este momento de peligro nacional", dijo a Reuters.

Cualquier nueva apertura hacia Occidente tiene que ser aprobada por el ayatollah Ali Khamenei, quien ha mantenido una fuerte postura antioccidental desde que se convirtió en el líder supremo de Irán en 1989.

Luego de ocho años de un Gobierno confrontacional de Ahmadinejad, bajo el cual Occidental endureció sanciones que hicieron que la vida normal resultara más dura para los ciudadanos iraníes, Khamenei probablemente dará a Rouhani la oportunidad de resolver el tema.

Sin embargo, el líder supremo ha expresado públicamente más escepticismo sobre las posibilidades de una solución.

Aunque es de una línea menos dura que su predecesor, Rouhani ha tenido importantes cargos militares y de seguridad desde la revolución islámica de 1979. Fue jefe del Consejo Supremo de Seguridad Nacional por 16 años y uno de los dos representantes personales de Khamenei en el mismo órgano por otros ocho años.

Rouhani no nombró a un candidato para que lidere el Consejo Supremo de Seguridad Nacional. La persona que ocupa esa posición usualmente es también el negociador jefe iraní en sus negociaciones sobre su programa nuclear con potencias mundiales.

Las agencias de noticias iraníes afirmaron el mes pasado que Rouhani nominaría para el cargo a Mohammad Forouzandeh, un ex guardia revolucionario, como ministro de Defensa y miembro del Consejo Nacional de Irán. (Escrito por Jon Hemming. Traducido por la Redacción de Madrid/Mesa de Santiago. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below