Chavismo busca mostrar unidad con espaldarazo a polémico jefe del Parlamento

sábado 5 de enero de 2013 18:59 CET
 

* Cabello sería reelecto jefe del Parlamento, puesto clave en eventual transición

* Oficialismo busca ganar tiempo ante incierta condición de Chávez

* Oposición insiste en que el 10 de enero debe haber cambio de mando

Por Marianna Párraga y Deisy Buitrago

CARACAS, 5 ene (Reuters) - El oficialismo de Venezuela buscaba dar el sábado un mensaje de unidad ante el delicado estado de salud del presidente Hugo Chávez, convocando a ministros, gobernadores y militantes socialistas a respaldar la reelección del polémico militar retirado Diosdado Cabello como jefe de la Asamblea Nacional.

El espaldarazo al ex teniente, quien también es vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) solo detrás de Chávez, lo mantiene en una posición estratégica para asumir el mando de la nación petrolera si la salud del mandatario se debilita aun más y se convocan nuevas elecciones.

La incertidumbre sobre la condición de Chávez, quien enfrenta serias complicaciones tras su cuarto paso por quirófano el 11 de diciembre, ha avivado los rumores sobre la rivalidad política entre Cabello y el vicepresidente y sucesor de Chávez, Nicolás Maduro, que estos han negado insistentemente.

"Si la oposición cree que en la Asamblea encontrará un espacio para conspirar contra el pueblo, se vuelve a equivocar. Será derrotada", dijo Cabello esta semana en su cuenta Twitter.

La renovación de la jefatura parlamentaria de Cabello busca disipar las hipótesis de tensión en el seno del oficialismo, al tiempo que parece destinada a mantener el intrincado equilibrio interno entre las heterogéneas corrientes del proceso, que van desde militares nacionalistas a radicales de izquierda.   Continuación...