La secretaria EEUU Clinton se recupera en casa tras desmayo: portavoz

sábado 15 de diciembre de 2012 19:49 CET
 

Por Andrew Quinn

WASHINGTON, 15 dic (Reuters) - La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, que la semana pasada tuvo que cancelar una gira al exterior debido a una enfermedad, se está recuperando en su casa luego de sufrir un desmayo por deshidratación, dijo el sábado un portavoz del Gobierno.

"Mientras sufría un virus estomacal, la secretaria Clinton se deshidrató y se desmayó, lo que le provocó una contusión", dijo el portavoz Philippe Reines en un comunicado.

"Ella se ha estado recuperando en casa y continuará siendo tratada regularmente por sus médicos. Bajo recomendación, seguirá trabajando desde casa la semana próxima y mantendrá contacto frecuente con el departamento y otros funcionarios. Ella espera volver a la oficina pronto", agregó Reines.

Clinton se enfermó por un virus estomacal la semana pasada y se vio obligada a cancelar una gira a Oriente Medio y el norte de Africa. El virus también contagió a otros miembros de su personal que la acompañaban en un viaje por Europa.

Ha mantenido una apretada agenda en las últimas semanas de su periodo como la jefa de la diplomacia estadounidense, un cargo que según dice pretende dejar hacia finales de enero cuando el presidente Barack Obama asuma su segundo mandato.

Se espera que la secretaria de Estado testifique el 20 de diciembre ante las comisiones de asuntos exteriores de la Cámara de Representantes y el Senado sobre el ataque contra una misión diplomática en Libia que causó cuatro muertes - entre ellos la del embajador estadounidense - y generó duras sobre las medidas de seguridad aplicadas en la sede.

Clinton estuvo cerca de ganar la nominación presidencial demócrata hace cuatro años y ha sido calificada consistentemente como una de los miembros más populares del Gabinete de Obama, lo que ha generado especulaciones de que podría lanzar una nueva campaña en el 2016 para liderar la Casa Blanca.

Sin embargo, la funcionaria ha desestimado reiteradamente las sugerencias de que aún posee ambiciones de ser presidenta. (Reporte de Andrew Quinn. Editado en español por Marion Giraldo)