10 de diciembre de 2012 / 18:04 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Mursi pone la seguridad en manos del Ejército en referéndum

* Mursi da poder de arresto al Ejército durante el referéndum

* Islamistas y opositores planean protestas callejeras el martes

* Oposición rechaza referéndum sobre Constitución "parcial" (Actualiza información, añade detalles, cambia redacción)

Por Alistair Lyon y Marwa Awad

EL CAIRO, 10 dic (Reuters) - El presidente islamista de Egipto solicitó al Ejército que ayude a reforzar la seguridad durante el referéndum sobre la nueva Constitución que está determinado a impulsar pese al riesgo de que suscite más violencia entre simpatizantes y detractores que lo acusan de una toma de poder.

Siete personas murieron y cientos resultaron heridas la semana pasada en medio de enfrentamientos entre los Hermanos Musulmanes y sus oponentes fuera del palacio presidencial de Egipto. Ambos bandos planean realizar manifestaciones multitudinarias el martes.

La Guardia Republicana aún tiene que usar la fuerza para mantener a los manifestantes alejados del edificio, que se mantiene cercado con tanques, alambre de espinas y barricadas de cemento tras la violencia ocurrida la semana pasada.

El presidente Mohamed Mursi, que se enfrenta a peticiones para que abandone el poder, derogó un decreto emitido el 22 de noviembre en el que se autoadjudicaba más poderes, pero no postergó la fecha del referéndum, un proceso visto por los Hermanos Musulmanes como un triunfo para la democracia y como una traición para muchos liberales.

Un nuevo decreto emitido por Mursi tarde el domingo implica que las fuerzas armadas pueden arrestar a civiles y derivarlos a fiscales hasta que se anuncien los resultados del referéndum.

A pesar de su naturaleza limitada, el edicto revive recuerdos de la ley de emergencia del derrocado líder Hosni Mubarak, también introducida de manera temporal, bajo la cual los tribunales militares o de seguridad estatal juzgaron a miles de disidentes políticos y militantes islamistas.

Pero una fuente militar enfatizó que la medida introducida por un Gobierno civil tendría una corta vida útil.

"El nuevo decreto que da a las fuerzas armadas el derecho a arrestar a cualquiera que participe en acciones ilegales como la quema de edificios o el daño a lugares públicos es sólo para reforzar la seguridad durante el referéndum", dijo la fuente militar.

El portavoz presidencial Yasser Ali dijo que el comité que supervisará la votación ha solicitado la ayuda del Ejército.

"Las fuerzas armadas trabajarán dentro de un marco legal para asegurar que se lleve a cabo el referéndum y volverán (a los cuarteles) tan pronto como el referéndum termine", agregó Ali.

Protestas y hechos de violencia se han sucedido en Egipto desde que Mursi se asignó poderes extraordinarios que, según explicó, eran necesarios para agilizar una problemática transición desde la caída de Mubarak hace 22 meses.

Los Hermanos Musulmanes han expresado su malestar por el fracaso del Ministerio de Interior en evitar que los manifestantes prendan fuego a sus instalaciones principales en El Cairo y a 28 delegaciones en otras zonas.

Los críticos sostienen que más allá del resultado del referéndum del sábado, la crisis ha polarizado a Egipto y presagia más inestabilidad en un momento en el que Mursi necesita promulgar políticas severas para estabilizar una economía en estado frágil.

Con la crisis política golpeando las calles, Mursi suspendió el lunes aumentos de impuestos, apenas horas después de que las medidas fueran oficialmente promulgadas, sembrando dudas sobre la capacidad del Gobierno de llevar adelante reformas económicas que forman parte de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por un préstamo por 4.800 millones de dólares.

"CONFRONTACIÓN VIOLENTA"

En rechazo al referéndum, grupos opositores han llamado a realizar protestas masivas el martes, alegando que la insistencia de Mursi por aprobar pronto la nueva Constitución - redactada por una asamblea de mayoría islamista - podría derivar en una "confrontación violenta".

Activistas islámicos han instado a sus seguidores a salir en masa el mismo día en una muestra de apoyo al presidente y al referéndum que se sienten seguros de ganar con ayuda de sus bases leales y quizás con los votos de los egipcios que están cansados de la violencia.

Por su parte, el Frente de Salvación Nacional, la principal coalición opositora egipcia liderada por liberales como Mohamed ElBaradei, debe pronunciarse aún para hacer un llamamiento de boicot al referéndum o instar a sus seguidores a votar en contra del proceso.

"La inminencia del referéndum profundiza divisiones", fue el título del periódico Al Gomhuriya el lunes. Por su parte, el diario Al Ahram escribió: "Las fuerzas políticas se dividen por el referéndum y el nuevo decreto".

Mursi emitió otro decreto el sábado para reemplazar la medida del 22 de noviembre poniendo sus propias decisiones más allá de las disputas legales hasta que se instauren una nueva Constitución y un Parlamento. (Información adicional de Edmund Blair y Yasmine Saleh; Traducción de la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below