4 de noviembre de 2012 / 22:18 / en 5 años

RESUMEN-Crisis de vivienda inminente, víctimas tormenta EEUU combaten frío

* Entre 30.000 y 40.000 personas necesitarán albergue: alcalde de Nueva York

* Muertos ascienden a 111 en medio de bajas temperaturas

* Aún hay escasez de combustible y apagones

* Decepcionados maratonistas organizan corridas a beneficencia

Por Ilaina Jonas y Edith Honan

NUEVA YORK, EEUU, 4 nov (Reuters) - Una crisis de vivienda era inminente en Nueva York, mientras víctimas de la enorme tormenta Sandy combatían temperaturas cercanas a cero grados Celsius el domingo si calefacción, y a funcionarios les preocupaba que residentes desplazados no puedan votar en la elección presidencial del martes.

Aún había escasez de combustible y apagones de energía a casi una semana de que una de las peores tormentas en la historia de Estados Unidos inundara casas barrios costeros, dejando a muchos sin calefacción y con necesidad de albergue en Nueva York y Nueva Jersey.

El alcalde Michael Bloomberg, dijo que entre 30.000 y 40.000 personas necesitarían albergue sólo en Nueva York.

"No tenemos muchas viviendas vacías en esta ciudad. Es un problema encontrar vivienda. No vamos a dejar que nadie duerma en la calle", aseguró Bloomberg.

"Pero es un desafío y estamos trabajando en esto lo más rápido que podemos", agregó.

La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, dijo el domingo que las agencias federales buscaban departamentos y cuartos de hotel para personas damnificadas por Sandy.

"Nuestra meta es tratar de sacar a la gente de los albergues", declaró Napolitano en una conferencia de prensa en Nueva Jersey con el gobernador Chris Christie.

Durante la noche del sábado al domingo se encontraron al menos dos cuerpos más en Nueva Jersey -uno muerto por hipotermia- mientras que la cifra total de estadounidenses muertos por Sandy ascendía a al menos 111.

"La gente está en casas inhabitables", declaró el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en una rueda de prensa. "A la gente no le gusta salir de sus casas, pero la realidad estará en la temperatura", añadió.

Crece la preocupación de que los votantes desplazados por Sandy no puedan llegar a sus lugares de votación el martes. Varios centros de votación quedaron dañados e inutilizables debido a una marejada récord en Nueva York y Nueva Jersey.

La temperatura cayó a 4 grados Celsius el domingo por la mañana en Nueva York y para el lunes se pronosticaban temperaturas bajo cero. Se esperaba que otra tormenta en el noreste golpeara las costas de Nueva Inglaterra esta semana con fuertes vientos y lluvias.

LUZ Y COMBUSTIBLE

Los suministros de combustible seguían viajando hacia las zonas más perjudicadas y la energía eléctrica volvía lentamente a oscurecidos barrios después de que la tormenta golpeó la costa el lunes pasado.

Bloomberg dijo que pasaría "mucho, mucho tiempo" hasta que la energía pueda volver a ciertos barrios de Nueva York a lo largo de la costa, donde edificios resultaron destruidos. Cuomo, en tanto, afirmó que la escasez de combustible está resolviéndose, pero que los problemas persistirán por "una cantidad de días".

La luz volvió a iluminar el bajo Manhattan por primera vez en casi una semana y permitió que el 80 por ciento de la red de metro de la ciudad volviera a funcionar. La mayoría de las escuelas de la ciudad reabrirían el lunes.

Cerca de 1,9 millones de hogares y locales comerciales aún no tenían energía el domingo en el noreste, menos que los 2,5 millones en esa situación un día antes.

Sandy mató a 69 personas en el Caribe antes de girar hacia el norte y golpear la costa este de Estados Unidos el lunes con vientos de 130 kilómetros por hora y marejadas récord.

El viernes, Bloomberg canceló abruptamente la maratón de la ciudad, fijada para el domingo, cediendo ante críticas de que el evento desviaría recursos desde áreas devastadas por inundaciones.

Se preveía que la maratón atrajera a la ciudad a más de 40.000 corredores de todo el mundo. En vez de eso, cientos de corredores realizaron corridas informales para entrega alimentos y ropa a Staten Island y otras áreas necesitadas.

Más de 1.000 personas abordaron dos botes de transporte a Staten Island el domingo por la mañana, premunidos con suministros de ayuda como comida y bolsas plásticas, para ayudar a residentes a almacenar sus pertenencias desde sus casas dañadas o destruidas.

El presidente Barack Obama, empatado con su contendor republicano Mitt Romney en los sondeos, ordenó a los responsables de los servicios de emergencias que acelerasen los procesos burocráticos y trabajaran sin retraso para ayudar a que las zonas devastadas recuperen la normalidad lo antes posible.

Un sondeo de NBC/Wall Street Journal publicado el domingo arrojó que un 68 por ciento de los encuestados aprueban la forma en que Obama ha manejado la emergencia por Sandy y que sólo un 15 por ciento la desaprueba.

Nueva Jersey dijo que permitirá a personas damnificadas por la tormenta votar por correo electrónico y en la ciudad de Nueva York cerca de 143.000 personas serán reasignadas a distintos locales de votación. (Reporte de redacciones de Reuters en el noreste de EEUU; escrito por Jonathan Spicer. Editado en español por Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below