Mineras de oro, en autocrítica por pérdida de interés inversor

jueves 29 de marzo de 2012 16:51 CEST
 

Por Eric Onstad y Euan Rocha

LONDRES/TORONTO, 29 mar (Reuters) - El colapso de las valuaciones de las compañías mineras de oro llevó al sector a reflexionar sobre el éxodo de los inquietos accionistas, obligando a las firmas a ajustar sus operaciones y elevar los dividendos para atraer inversores.

Ejecutivos de las principales compañías de oro reconocieron durante el Foro de Minería y Metales de Reuters esta semana su parte de la culpa por perder algunos inversores, que optaron por poner su dinero directamente en el oro en vez de las empresas que lo extraen.

"En el último año o dos, los inversores ávidos por el oro (...) se han sentido bastante decepcionados por el desempeño general del sector (de las empresas) de oro en términos de ejecución", dijo Greg Hawkins, presidente ejecutivo de African Barrick Gold en el foro en Londres.

Hasta más o menos cinco años atrás, las compañías mineras de oro estaban acostumbradas a disfrutar de cotizaciones que duplicaban con creces las de otras compañías mineras.

El ratio de precios sobre ganancias (PE, por su sigla en inglés) de las mineras de oro era de 30 a 35 en el 2005-2006, comparado con menos de 15 para las acciones a nivel mundial, pero la situación se invirtió.

Las cotizaciones de las firmas de oro disminuyeron tanto que ahora cotizan a un descuento frente al mercado, con un ratio de PE de 10 frente a casi 12, según datos de Thomson Reuters Datastream.

Al mismo tiempo que las compañías de oro se esfuerzan para controlar el gasto en localidades remotas, los inversores recibieron una manera fácil de invertir en el oro a través de fondos negociables en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés), que atrajeron inversiones de 130.000 millones de dólares.

"Creo que los ETF pueden haber cambiado la demanda de acciones de las compañías de oro en forma estructural", dijo Tom Massey, al frente de los equipos de banca de inversión en metales, minería y químicos de Citigroup en Europa, Oriente Medio y Africa.   Continuación...