26 de febrero de 2013 / 17:13 / hace 5 años

Un ex ejecutivo de Swissair dice que las escenas de "Argo" son realistas

Un antiguo directivo de Swissair dijo que las escenas del aeropuerto de la oscarizada "Argo" suponen una representación realista del inconsciente papel de la aerolínea en el rescate de los diplomáticos estadounidenses de Teherán durante la Revolución Islámica de 1979. En la imagen, el director de "Argo", Ben Affleck, posa con la estatuilla a la mejor película el lunes en Los Ángeles. REUTERS/Danny Moloshok

GINEBRA (Reuters) - Un antiguo directivo de Swissair dijo que las escenas del aeropuerto de la oscarizada “Argo” suponen una representación realista del inconsciente papel de la aerolínea en el rescate de los diplomáticos estadounidenses de Teherán durante la Revolución Islámica de 1979.

Heinz Koch, que estaba al cargo de las operaciones de la desaparecida aerolínea en Teherán por aquel entonces, dijo que Swissair no fue informada sobre la verdadera identidad de los “importantes pasajeros canadienses” hasta meses después de que llevaran a un lugar seguro a los diplomáticos estadounidenses en uno de sus aviones.

“Fui informado por la embajada canadiense de que tenían a bordo a unos pasajeros canadienses muy importantes ese día en concreto y que deberíamos asegurarnos de que no eran desembarcados en el último minuto. Pero esto era sólo una cuestión de la reserva, no tuvimos un impacto directo con inmigración”, declaró en la emisora suiza World Radio Switzerland.

“Fue unos meses después cuando tuvimos la primera información de que probablemente estos diplomáticos estadounidenses estuvieron a bordo en ese vuelo de Swissair. Pero nos aseguramos de que esa información no circulase por el mundo”, dijo Koch.

“Seguíamos queriendo operar desde y a Teherán y esto habría supuesto un gran riesgo si las autoridades hubieran sabido que estuvimos envueltos en esta operación”, añadió.

“Argo” fue galardonada con el Oscar a la mejor película en Los Ángeles. El premio al drama sobre el secuestro de diplomáticos estadounidenses en Irán supone el regreso triunfal de su director Ben Affleck a la primera plana de Hollywood.

La cinta, basada en una historia real, narra una misión de la CIA para rescatar a seis diplomáticos estadounidenses de Irán bajo la tapadera de una inexistente película de Hollywood. Los seis escaparon empleando falsos pasaportes canadienses y el papel de la CIA sólo salió a la luz años después.

El ministro de Cultura de Irán, Mohammad Hosseini, declaró el lunes a una agencia de prensa que la película era “antiiraní” y carecía de valor artístico.

La vida en Teherán tras la revolución, durante la cual 52 diplomáticos estadounidenses fueron hechos rehenes, era tensa, según Koch.

“La situación en la ciudad era muy crítica. La mayoría de los extranjeros habían abandonado el país, especialmente las familias con niños que iban al colegio porque los colegios internacionales fueron cerrados tras la revolución”.

Los pasajeros tenían que atravesar varios controles de carretera realizados por la Guardia Revolucionaria, según dijo.

“Pero como suizos, nosotros solíamos pasar sin problemas. El problema era probar que no eras estadounidense porque iban en busca de ellos”, dijo Koch.

Muchos iraníes y expatriados trataron de abandonar Irán, según dijo Koch. Preguntado sobre si percibió algo particular el día del histórico escape, dijo:

“No, para nosotros se trató de un vuelo regular como los que realizábamos cada mañana de forma continua desde Teherán a Zúrich. Los vuelos siempre iban con exceso de pasajeros, éramos una de las pocas aerolíneas que seguían operando en Irán”, dijo.

“Siempre había un gran lío en la facturación por los billetes de último minuto. Por supuesto, también había problemas para los iraníes y los pasajeros extranjeros, porque nunca estaban seguros de si podrían abandonar el país o no. Había varios oficiales de inmigración revisando los documentos de la gente, por supuesto la Guardia Revolucionaria también estaba presente”.

Koch, que dijo que había visto “Argo” con su mujer y su hijo en Suiza, aseguró que las escenas de la seguridad en el aeropuerto de Teherán eran ciertas, incluyendo las de la Guardia Revolucionaria preguntando a los pasajeros.

“Eso es realista. Cuando ibas al aeropuerto tenías esos controles antes de entrar en el edificio, tenías controles en el aeropuerto, después tenías a los oficiales de inmigración, a la Guardia Revolucionaria e incluso antes de embarcar en el avión, los pasaportes volvían a ser revisados”.

“Y a muchos pasajeros se les impedía abandonar el país”.

/Por Stephanie Nebehay/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below