Google y España abordan el "derecho al olvido" frente a jueces europeos

martes 26 de febrero de 2013 18:03 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - Google batalló el martes con la Agencia Española de Protección de Datos ante el máximo tribunal europeo, en un caso simbólico con implicaciones globales que plantea una de las cuestiones más espinosas de la era de Internet: ¿Cuándo es una información realmente privada?

El asunto ante el Tribunal Europeo de Justicia se ha reducido a esta difícil pregunta: si una persona no paga sus contribuciones a la Seguridad Social y su casa es subastada como consecuencia ¿tiene derecho a pedir a Google que borre de los resultados de búsqueda dicha información dañina?

Tras de sí yace un complejo argumento sobre la libertad de información, el derecho a la protección de datos, lo que supone ser un editor y quién vigila en última instancia la web.

Google alega que la compañía no debería eliminar contenido legal que ellos no crearon de su masivo índice de búsquedas.

La agencia española considera que Google debería borrar la información de su índice, donde se vulnera la privacidad individual.

La audiencia del martes en Luxemburgo arranca con los argumentos iniciales pero el fallo podría precisar entre nueve meses y un año.

Se basa en la queja que presentó un español que realizó una búsqueda en Google usando su nombre y descubrió el anuncio en un diario de unos años atrás diciendo que una propiedad que poseyó salía a subasta por no pagar la seguridad social.

La Audiencia Nacional, uno de los principales tribunales españoles, mantuvo su reclamación y determinó que Google debería borrar la información de sus resultados. El caso fue remitido al Tribunal Europeo de Justicia en marzo de 2012 después de que Google recurriera.

¿CONTROLAR O ALMACENAR?   Continuación...

 
Google batallará con la Agencia Española de Protección de Datos el martes ante el máximo tribunal europeo, en un caso simbólico con implicaciones globales que plantea una de las cuestiones más espinosas de la era de Internet: ¿Cuándo es una información realmente privada? En la imagen, una tableta iPad con la página web de Google con el teclado desplegado para escribir, en Burdeos, sudoeste de Francia, el 4 de febrero de 2013. REUTERS/Regis Duvignau