Más pruebas de que la dieta mediterránea aleja la enfermedad cardiaca

martes 26 de febrero de 2013 10:45 CET
 

(Reuters) - Una dieta mediterránea rica en aceite de oliva, frutos secos, pescado, fruta y verdura puede ayudar a prevenir la enfermedad cardiovascular y las apoplejías, según un estudio de amplio alcance llevado a cabo en España.

Investigaciones pasadas sugerían que quienes seguían este tipo de dieta tenían corazones más saludables, pero esos estudios no podían descartar que la diferencia la marcaran otros aspectos de salud y estilo de vida.

Sin embargo, para este nuevo trabajo, publicado en el New England Journal of Medicine, los investigadores asignaron aleatoriamente a un grupo de voluntarios con riesgo cardiaco una dieta mediterránea u otra normal baja en grasa durante cinco años, lo que permitió al equipo seguir el efecto de la dieta en particular.

"Es una buena noticia, porque sabemos cómo impedir la principal causa de muerte, que son las enfermedades cardiovasculares, con una buena dieta", dijo Miguel Ángel Martínez-González, que trabajó en el estudio en la Universidad de Navarra.

Junto con otros colegas de otras partes de España, asignaron a casi 7.500 adultos mayores, aquejados de diabetes u otros riesgos cardiacos, uno de los tres grupos.

Dos grupos siguieron una dieta mediterránea - una reforzada con aceite de oliva virgen extra y la otra con frutos secos, con ayuda personalizada y reuniones en grupo. El tercer grupo en estudio comió una dieta "de control", que hacía énfasis en productos lácteos bajos en grasa, cereales y frutas y verduras.

En los cinco años posteriores, 288 participantes en el estudio tuvieron un ataque al corazón o una apoplejía, o murieron de cualquier tipo de enfermedad cardiovascular.

Los pacientes que siguieron las dos dietas mediterráneas, sin embargo, tuvieron entre un 20 y un 30 por ciento menos de posibilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular que quienes ingirieron una dieta general baja en grasa, dijeron los investigadores.

FUENTES BUENAS DE CALORÍAS   Continuación...

 
Una dieta mediterránea rica en aceite de oliva, frutos secos, pescado, fruta y verdura puede ayudar a prevenir la enfermedad cardiovascular y las apoplejías, según un estudio de amplio alcance llevado a cabo en España. En la imagen, alimentos que forman parte de la dieta mediterránea en un restaurante de El Masnou, cerca de Barcelona, en una fotografía de archivo de 2008. REUTERS/Albert Gea