Depardieu quiere hacer una película en la volátil Chechenia

lunes 25 de febrero de 2013 20:49 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - La estrella de cine Gerard Depardieu, que recibió un abrazo y un pasaporte ruso del presidente Vladimir Putin el mes pasado, ha anunciado que quiere hacer una película en Chechenia después de cenar y bailar con el líder de la volátil región.

Depardieu abandonó su país, Francia, para evitar un impuesto sobre millonarios que se prevé sea del 75 por ciento. Se mudó a Bélgica el año pasado pero continuó hacia el este hasta Rusia, donde Putin le concedió la nacionalidad. Los dos hombres aparecieron en la televisión estatal dándose la mano y abrazándose.

El día después de registrarse como residente de la ciudad rusa de Saransk el sábado, la estrella de "Cyrano de Bergerac" y "Matrimonio de conveniencia" voló a la capital chechena, Grozny, y fue mostrado por la televisión en un banquete con el líder regional Ramzan Kadyrov.

Kadyrov, partidario del Kremlin, ha impuesto una frágil paz en Chechenia, donde los milicianos siguen luchando para crear un estado islamista más de una década después de que Rusia restableciese el control federal sobre la región de mayoría musulmana. Se estima que en dos guerras de secesión han muerto más de 100.000 personas.

"Me gustaría realmente rodar una película aquí y mostrar que es posible hacerlo aquí en Grozny, grabar una gran película", dijo Depardieu, de 64 años, a la cadena privada de televisión NTV, en comentarios emitidos el lunes.

"No puedo revelar todos los detalles ahora, pero volveremos aquí y esto es solo el principio", dijo en una recepción donde bailó el tradicional "Lezginka" con los puños al aire mientras bailaba con una mujer chechena con un pañuelo verde en la cabeza.

Grupos de derechos humanos han acusado a los servicios de seguridad en Chechenia de llevar a cabo secuestros, tortura y asesinatos extrajudiciales para intentar terminar con la insurgencia. Kadyrov niega las acusaciones y las califica de intentos para manchar su nombre.

Depardieu visitó por primera vez Chechenia el año pasado para celebrar el cumpleaños de Kadyrov. Cuando se presentó al actor con su pasaporte ruso, el líder checheno lo invitó a vivir en la ciudad.

"Nos conocimos muy bien durante su primer viaje. Discutimos varios proyectos. Creo que este viaje también será productivo", dijo Kadyrov citado por la agencia de noticias Interfax.

Depardieu ha dicho que no abandonó Francia por razones fiscales. Rusia, donde el actor ha aparecido en una campaña publicitaria de ketchup y una película sobre el monje Grigory Rasputin, tiene un impuesto único del 13 por ciento sobre los ingresos.

/Por Thomas Grove/