"Argo" gana el Oscar a mejor película y Ang Lee, a mejor director

lunes 25 de febrero de 2013 06:21 CET
 

LOS ÁNGELES, EEUU (Reuters) - El drama sobre una toma de rehenes estadounidenses en Irán "Argo" ganó el domingo el Oscar a la mejor película, el máximo galardón en los premios más codiciados del mundo del cine, superando a su rival "Lincoln", mientras que Ang Lee se llevó el otro premio importante, el de mejor director, por "La vida de Pi".

El thriller, basado en una historia real, narra la misión de la CIA para rescatar a seis diplomáticos estadounidenses en Irán después de la revolución islámica de 1979, bajo la fachada de la realización de una película falsa de Hollywood.

"Argo", fue votada como Mejor Película, después de ganar otros premios de Hollywood a pesar de que su director, Ben Affleck, se quedó fuera de los aspirantes a mejor director.

Ang Lee ganó su segundo Oscar a mejor dirección por la adaptación de la novela de aventuras de Yann Martel acerca de un muchacho indio que sobrevive a un naufragio, pero se queda varado en un bote salvavidas con un tigre de Bengala.

"La vida de Pi" aspiraba a 11 Oscar, incluyendo el de mejor película. Protagonizada por Suraj Sharma, la cinta fue alabada por la crítica por la capacidad de Lee para dar vida al complejo libro.

Lee, de 58 años y nacido en Taiwán, ganó su primer Oscar en 2006 por dirigir "Brokeback Mountain", la historia de un complejo romance entre dos vaqueros.

 
El drama sobre una toma de rehenes estadounidenses en Irán "Argo" ganó el domingo el Oscar a la mejor película, el máximo galardón en los premios más codiciados del mundo del cine, superando a su rival "Lincoln", mientras que Ang Lee se llevó el otro premio importante, el de mejor director, por "La vida de Pi". Imagen del director y productor de la película, Ben Affleck (izq.), con los otros productores Grant Heslov y George Clooney (dcha.) y parte del reparto al aceptar el premio en la ceremonia celebrada el 24 de febrero en Hollywood, California. Los actores Alan Arkin y Bryan Cranston están segundo y tercero a la izq., respectivamente. REUTERS/Mario Anzuoni