Los antioxidantes no evitarían accidentes cerebrovasculares y demencia

jueves 21 de febrero de 2013 13:00 CET
 

(Reuters) - Los adultos mayores que siguen una dieta rica en antioxidantes podrían no tener un riesgo menor de demencia o accidentes cerebrovasculares, según un estudio realizado en Holanda, a pesar de ciertas pruebas de que hay vitaminas específicas con efectos protectores para el cerebro.

El estudio, publicado en la revista Neurology, descubrió que las personas que consumen más antioxidantes, que se encuentran en grandes cantidades de comidas como judías, bayas y nueces, tenían prácticamente las mismas probabilidades de terminar padeciendo demencia o algunos accidentes cerebrovasculares que los participantes en el estudio que rara vez tomaban antioxidantes.

"Está la idea de que los antioxidantes en general podrían ser útiles, pero también es cierto que si realmente se analizan los antioxidantes a nivel individual, no hay necesariamente una razón para pensar que podrían comportarse exactamente de la misma forma en el cuerpo que el siguiente", dijo la autora principal del estudio Elizabeth Devore, de un hospital de Boston.

El estudio realizado en Holanda incluyó 5.395 personas de 55 años o más, que informaron de un consumo habitual de 170 alimentos diferentes en 1990. Devore y sus compañeros de equipo controlaron a esos participantes durante los 14 años posteriores.

Durante ese tiempo, 599 fueron diagnosticados con demencia, incluyendo 484 casos de Alzheimer, y 601 tuvieron un primer accidente cerebrovascular.

Tampoco hubo una relación entre el total de antioxidantes dietéticos y la materia blanca o gris en el cerebro, según los escáneres hechos a 462 de los participantes.

Devore señaló que dado que el estudio se centró sólo en los alimentos consumidos, no se puede establecer si los suplementos antioxidantes tienen un impacto en el riesgo de demencia o accidente cerebrovascular, aunque su equipo concluyó que es probable que determinados antioxidantes individuales tengan efectos positivos sobre el cerebro.

"Ha habido un número de estudios que han demostrado que una ingesta más grande de vitamina E está asociada con un menor riesgo de demencia", dijo Devore a Reuters Health. Sucede lo mismo con la vitamina C y el riesgo de accidente cerebrovascular.

Esto sugiere que las personas deberían continuar comiendo una gran cantidad de frutas y verduras, incluyendo bayas, y buscar antioxidantes específicos, dijo.

Entre los alimentos ricos en vitamina E se encuentran las espinacas y la col, el brócoli y los pimientos rojos. Alimentos ricos en vitamina C son las papayas, naranjas y fresas.

"Si está preocupado por la demencia y los accidentes cerebrovasculares... debería tratar de ingerir vitamina E en el primer caso y vitamina C en el segundo".