El fundador del grupo minorista alemán Metro se suicida a los 89 años

lunes 18 de febrero de 2013 18:26 CET
 

DÜSSELDORF, Alemania (Reuters) - El magnate alemán Otto Beisheim, uno de los fundadores del grupo minorista Metro, se suicidó después de haber sido diagnosticado de una enfermedad incurable, dijo el lunes su empresa familiar.

El empresario fue hallado muerto el lunes por la mañana en su casa cerca del lago Tegernsee, en Baviera.

El Beisheim Group dijo que Beisheim, de 89 años, había perdido las esperanzas después de su diagnóstico.

En los años 60, el millonario ayudó a Alemania a introducir el concepto de "cash and carry" (comprarlo y llevárselo), por el cual clientes comerciales como hoteles y restaurantes adquieren productos al por mayor.

El grupo Metro, que ahora es el cuarto minorista más grande del mundo, calificó a Beisheim de un "pionero".

"Con su concepto de compre y lléveselo usted mismo, revolucionó el sector a mediados de los años 60", sostuvo el consejero delegado de Metro, Olaf Koch.

Además del estos establecimientos "cash and carry", Metro también gestiona supermercados, tiendas de productos electrónicos de consumo y grandes almacenes. En 2012, la firma tuvo una facturación de 66.700 millones de euros.

Una portavoz del Beisheim Group dijo que no había planes para vender la participación de menos del 10 por ciento del magnate en Metro.

La participación lo convirtió en el tercer accionista más grande después de las familias Haniel y Schmidt-Ruthenbeck, que juntas tienen el 45,78 por ciento de la firma.

La fortuna neta de Beisheim fue estimada en 3.300 millones de dólares por Forbes en marzo de 2012, lo que lo convertía en la vigésimosegunda persona más rica de Alemania.

Además de su participación en Metro, también era responsable de la remodelación del Beisheim Center en Potsdamer Platz, en Berlín, una oficina y un complejo de compras que alberga los hoteles de cinco estrellas Ritz Carlton y Marriott.

 
El magnate alemán Otto Beisheim, uno de los fundadores del grupo minorista Metro, se suicidó después de haber sido diagnosticado de una enfermedad incurable, dijo el lunes su empresa familiar. Imagen de archivo de unos carritos de la compra en una tienda "cash and carry" de Metro en la ciudad de Sankt Augustin, en el oeste de Alemania, cerca de Bonn, en mayo de 2012. REUTERS