Un cerdito en silla de ruedas, la nueva sensación de Internet

viernes 15 de febrero de 2013 13:56 CET
 

ORLANDO, EEUU (Reuters) - Las perspectivas de un animal de granja que nace sin poder usar sus patas traseras normalmente son escasas.

No es el caso de Chris P. Bacon, un cerdito nacido hace un en Florida cuya lucha por aprender a usar una pequeña silla de ruedas, plasmada en un vídeo, le ha convertido en una sensación de Internet.

"Es lindo. Gruñe. Y tiene una pequeña silla de ruedas muy mona", dijo el veterinario Len Lucero, tratando de explicar por qué el vídeo de Chris lleva registradas más de 629.000 visitas en dos semanas en YouTube.

Después de que un cliente que no podía cuidar de Chis le dejara en la clínica veterinaria de Lucero en Clermont, Florida, a pocos kilómetros de Orlando, Lucero usó unas piezas del juguete infantil de construcción K'nex para crear una pequeña silla de ruedas que permitiera al animal mover sus patas traseras.

El vídeo de seis minutos muestra a Chris, que entonces tenía 10 días y pesaba 500 gramos, luchando por adaptarse al aparato en la alfombra del salón de Lucero.

Chris camina usando sus patas delanteras mientras levanta y mueve la silla de ruedas del suelo. Gruñe y se revuelve en busca de comida. Bebe leche en polvo de un biberón y se le queda un pequeño bigote de leche.

Otros dos vídeos de Chris en YouTube jugando con un peluche de pato amarillo y despertándose en una incubadora atrajeron otras 160.000 visitas.

Más de 20.000 personas han hecho click en "me gusta" en la página de Facebook "Chris P Bacon Pig on Wheels" y 1.400 personas le siguen en Twitter.

"Es el cerdito más mono de la historia", escribió uno de los miles de fans.   Continuación...

 
Las perspectivas de un animal de granja que nace sin poder usar sus patas traseras normalmente son escasas. No es el caso de Chris P. Bacon, un cerdito nacido hace un en Florida cuya lucha por aprender a usar una pequeña silla de ruedas, plasmada en un vídeo, le ha convertido en una sensación de Internet. En la imagen, Chris en Florida, el 13 de febrero de 2013. REUTERS/Scott Audette