Europa endurecerá sus controles tras el escándalo de carne de caballo

miércoles 13 de febrero de 2013 22:59 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - La Comisión Europea ha propuesto aumentar las pruebas de ADN de productos cárnicos para evaluar el tamaño de un escándalo de carne de caballo vendida como vacuno que ha conmocionado al público y despertado preocupaciones sobre la cadena alimentaria del continente.

"Las pruebas serán de ADN en productos cárnicos en todos los estados miembros", dijo a la prensa el comisario de Salud de la UE, Tonio Borg, tras una reunión ministerial en Bruselas para abordar el asunto.

El plan inicial de pruebas durante un mes incluiría a las instalaciones que manejan carne de caballo, para comprobar si medicamentos para equinos potencialmente dañinos han entrado en la cadena alimentaria, dijo Borg, con los primeros resultados esperados para mediados de abril.

El escándalo estalló cuando pruebas realizadas en Irlanda mostraron que la carne en productos etiquetados como vacuno eran en realidad hasta un 100 por cien carne de caballo. Desde entonces, empresas de al menos ocho países de la UE se han visto arrastradas al asunto, planteando el miedo a un fraude de etiquetado en toda la UE.

Las autoridades han dicho que no existe un riesgo para la salud pública procedente de los alimentos adulterados que se ha identificado hasta ahora, pero se realizarán comprobaciones de medicamentos para estar seguros.

El incidente ha causado una repulsión especial en el Reino Unido, donde muchos ven con repugnancia la idea de comer carne de caballo, y ha expuesto errores en los controles alimentarios.

"Esto afecta a la integridad de la cadena alimentaria, que es un asunto muy significativo para muchos países. Ahora que sabemos que éste es un problema europeo, necesitamos una solución europea", dijo a la prensa antes de la reunión el ministro irlandés de Agricultura, Simon Coveney.

Ante la petición de los ministros, Borg dijo que la Comisión acelerará el trabajo sobre posibles cambios en las normas de etiquetado europeas que obliguen a las empresas a indicar el país de origen en productos de carne procesada.

En la actualidad, ese requisito sólo se aplica a la ternera fresca, y se espera que se extienda al cordero, el cerdo y las aves frescas a partir de diciembre de 2014.   Continuación...

 
La Comisión Europea ha propuesto aumentar las pruebas de ADN de productos cárnicos para evaluar el tamaño de un escándalo de carne de caballo vendida como vacuno que ha conmocionado al público y despertado preocupaciones sobre la cadena alimentaria del continente. En la imagen, de izquierda a derecha, el ministro irlandés de Agricultura, Alimentación y Pesca, Simon Coveney; el secretario británico de Agricultura, Owen Paterson; el comisario euripeo de Salud y Política de Consumo, Tonio Borg; y el ministro rumano de Agricultura, Daniel Constantin, en una reunión sobre el hallazgo de carne caballo en productos de vacuno en varios países europeos, en Bruselas, el 13 de febrero de 2013. REUTERS/François Lenoir