Carolina Herrera juega con la piel en la semana de la moda de Nueva York

martes 12 de febrero de 2013 12:50 CET
 

NUEVA YORK (Reuters) - Las pieles acapararon la atención en el desfile de moda de Carolina Herrera en Nueva York, creaciones de colores vistosos y en lugares inusuales.

Herrera tiñó una piel de verde intenso y violeta para su colección de otoño-invierno 2013, una de las cientos que se exhiben en la Semana de la Moda de Nueva York, que durará hasta el jueves.

Fomentando lo inesperado, la pasarela de Nueva York que marca la pauta de la moda incluyó piel en la parte delantera de un cuello de tortuga negro, en un ceñido cinturón de una chaqueta de satén y a lo largo de una línea de escote de un vestido de cóctel sin tirantes.

Pero la elegante diseñadora de origen venezolano también utilizó pieles en colores y lugares tradicionales, como cuellos de abrigo y estolas.

Sus vestidos mostraban cuellos altos y cinturas ceñidas, prestando atención a los hombres tapados con terciopelo negro y con incrustaciones de piedras preciosas.

KaufmanFranco, del equipo de diseñadores Ken Kaufman y Isaac Franco, también mostró el lunes sus creaciones con pieles, como una chaqueta de motorista con un cuello de visón y zorro color plata.

La colección de Maison Martin Margiela apostó por capas y chaquetas cortas sobre pantalones estrechos.

Por parte, la diseñadora Tracy Reese hizo salir a la pasarela a una modelo con un gato vivo, una primicia para la Semana de la Moda de Nueva York.

Reese, una popular diseñadora gracias a la primera dama estadounidense Michelle Obama, abrió su desfile con una chaqueta de leopardo de impresión en negro y gris, salpicada de colores como si fueran joyas.   Continuación...

 
Las pieles acapararon la atención en el desfile de moda de Carolina Herrera en Nueva York, creaciones de colores vistosos y en lugares inusuales. En la imagen, una modelo presenta una creación de la colección otoño-invierno 2013 de Carolina Herrera, durante la Semana de la Moda de Nueva York, el 11 de febrero de 2013. REUTERS/Eric Thayer