La película chilena "Gloria", ovacionada en la Berlinale

lunes 11 de febrero de 2013 11:25 CET
 

BERLIN (Reuters) - El Festival de Cine de Berlín recibió con aplausos al drama chileno "Gloria" el domingo, en parte por el alivio que supuso el primer éxito de la Berlinale después de una serie de desatinos.

La conmovedora historia de una mujer de mediana edad en busca del amor y la aventura en el Santiago de hoy en día provocó comparaciones con Woody Allen por la intimidad de las relaciones y con Meryl Streep por la fascinante interpretación de la actriz Paulina García.

García interpreta a Gloria, una divorciada de 58 años cuyos hijos se han ido de casa y que por la noche sale a discotecas para solteros, donde baila y coquetea y se niega a recluirse en la vejez.

Allí conoce a Rodolfo, un encantador pero complejo ex oficial de la marina en la sesentena, que la hace perder la cabeza y la sume en un romance que Gloria cree que podría convertirse en algo permanente.

Mientras tratan de forjar un lazo duradero, sus vidas pasadas irrumpen constantemente, en lo que los críticos vieron como una metáfora de Chile mientras emerge de la dictadura de Augusto Pinochet.

El director Sebastián Lelio se inspiró en su madre y en su generación, que raramente es abordada por una industria obsesionada con la juventud.

"Diría que todos nos enfrentamos a lo que se enfrenta Gloria, sólo que a algunas personas les pasa antes que a otras", dijo a periodistas en Berlín, donde Gloria es una de las 19 películas a concurso y la más popular hasta ahora.

"Todos nos enfrentamos a encrucijadas en nuestras vidas, donde nos podemos aislar en nosotros mismos o podemos ir a la pista de baile".

GLORIA, COMO ROCKY   Continuación...

 
El Festival de Cine de Berlín recibió con aplausos al drama chileno "Gloria" el domingo, en parte por el alivio que supuso el primer éxito de la Berlinale después de una serie de desatinos. En la imagen, de 10 de febrero, los actores Sergio Hernández y Paulina García y el director Sebastián Lelio posan en el photocall de la película "Gloria" en el Festival Internacional de Cine de Berlín. REUTERS/Fabrizio Bensch