Un nuevo libro indaga sobre el diseñador Balenciaga

jueves 7 de febrero de 2013 14:58 CET
 

NUEVA YORK (Reuters) - Cuando la autora Mary Blume se trasladó desde Nueva York a París a principios de los años 60, un amigo le presentó a Florette Chelot, la principal vendedora del diseñador español Cristóbal Balenciaga.

La amistad que desarrolló con Chelot fue el impulso inicial para el nuevo libro de Blume, "The Master of Us All" (El maestro de todos nosotros), que pide prestado su título de la descripción que hacía el diseñador Christian Dior de Balenciaga.

El diseñador vasco, que fue uno de los principales modistos del mundo durante décadas, abrió su tienda en París en 1936. Chelot, una de sus primeras empleadas, trabajó allí hasta que Balenciaga cerró sus operaciones en 1968. El diseñador murió cuatro años después, en 1972, a los 77 años, y su marca no se revivió hasta 1986.

A pesar de que Balenciaga es reconocido como un diseñador meticuloso cuyas prendas eran vestidas por la realeza, personalidades de la alta sociedad e iconos de Hollywood, seguía siendo una figura misteriosa.

Blume, ex columnista del International Herald Tribune, habló con Reuters sobre el diseñador, su negocio y cómo sus conversaciones con Chelot más de 40 años después de conocerse la ayudaron a descubrir la personalidad de Balenciaga.

P: Usted conocía a una de las mujeres que aparecen en el libro, Chelot, pero ¿qué le hizo querer escribir sobre Balenciaga?

R: "Después de que la casa cerrara, vi a Florette muy ocasionalmente. (Pero) en los últimos años de su vida, pasó más tiempo en París, y quizás (...) cuando llegas a esa edad, piensas más sobre lo que has hecho. Se dio cuenta de que había sido testigo de cada minuto de la casa de Balenciaga en París".

"Todo el mundo está de acuerdo en que (Balenciaga) era el más grande diseñador de la segunda mitad del siglo XX, pero también es el más desconocido. Su carácter siempre es muy ambiguo debido a que nunca acepta ver gente, así que se le conocía como ese monje aburrido. Así que parecía bastante intratable. Pero (...) si lo ves en el puesto de trabajo y ves el sitio como un lugar de trabajo en lugar de como una catedral o una mezquita, entonces surge algo".

P: ¿Qué aprendió de la personalidad de Balenciaga que le sorprendiera?   Continuación...

 
Cuando la autora Mary Blume se trasladó desde Nueva York a París a principios de los años 60, un amigo le presentó a Florette Chelot, la principal vendedora del diseñador español Cristóbal Balenciaga. En la imagen, la autora Mary Blume en esta imagen sin fecha cortesía de Farrar, Struas and Giroux proporcionada el 6 de febrero de 2013. REUTERS/Brigitte Lacombe/Handout ESTA IMAGEN HA SIDO PROPORCIONADA POR UN TERCERO. REUTERS LA DISTRIBUYE, EXACTAMENTE COMO LA RECIBIÓ, COMO UN SERVICIO A SUS CLIENTES. SÓLO PARA USO EDITORIAL, NI VENTAS NI ARCHIVOS NI PARA SU VENTA PARA CAMPAÑAS DE MARKETING O PUBLICIDAD.