El diseñador John Galliano demanda a su ex empleadora Dior en Francia

miércoles 6 de febrero de 2013 12:50 CET
 

PARÍS (Reuters) - El diseñador de moda John Galliano, despedido en 2011 por la casa de alta costura Dior tras un exabrupto antisemita en público, ha iniciado una demanda por despido improcedente contra su antigua empleadora.

Galliano, un diseñador de talento y con gusto por lo teatral que llegó a la cima de la moda, alegará que fue despedido "sin causa real y seria", según dijo a Reuters su abogada, Chantal Giraud-van Gaver.

Un tribunal laboral parisino determinó esta semana que era competente para atender el caso. Dior, que forma parte del grupo de artículos de lujo LVMH, tendrá dos semanas para aceptar o discutir esa decisión.

El tribunal no tratará el caso antes de octubre o noviembre, señaló la letrada.

La otrora estelar carrera de Galliano, de 52 años, entró en declive después de que se grabara al diseñador británico haciendo comentarios antisemitas en un café parisino en 2011. Un tribunal francés impuso una multa en suspenso de 6.000 euros al modisto en 2011, tras condenarle por comportamiento antisemita.

Desde entonces se ha disculpado, y el mes pasado difundió un comunicado en el que dijo llevar los últimos dos años recuperándose de su alcoholismo.

Galliano pasó tres semanas de enero como residente en el estudio neoyorquino de Oscar de la Renta, antes de la Semana de la Moda de Nueva York.

Giraud-van Gaver negó que su cliente haya pedido 15 millones de euros de indemnización, como han publicado algunos medios. Ella dijo que Galliano pide una indemnización, pero no especificó una cifra.

LVMH ha declinado hacer comentarios sobre el caso.

 
El diseñador de moda John Galliano, despedido en 2011 por la casa de alta costura Dior tras un exabrupto antisemita en público, ha iniciado una demanda por despido improcedente contra su antigua empleadora. En esta imagen de archivo, el diseñador británico John Galliano tras su desfile de moda pret-a-porter otoño/invierno 2010/11 para Dior en la Semana de la Moda de París, el 5 de marzo de 2010. REUTERS/Benoit Tessier