4 de febrero de 2013 / 11:24 / en 5 años

Los ecologistas critican un plan de vertidos de los países del Ártico

Los planes de los países del Ártico para empezar a cooperar en vertidos son vagos y no definen las obligaciones corporativas en caso de accidente en una región helada que se abre a la exploración gasística y petrolera por el calentamiento global, dijeron el lunes los ecologistas. En la imagen, varios activistas econologistas cuelgan un cartel en el que se lee "Salvemos el Ártico" en Moscú el 17 de abril de 2012.Denis Sinyakov

OSLO (Reuters) - Los planes de los países del Ártico para empezar a cooperar en vertidos son vagos y no definen las obligaciones corporativas en caso de accidente en una región helada que se abre a la exploración gasística y petrolera por el calentamiento global, dijeron el lunes los ecologistas.

Un documento de 21 páginas del Consejo Ártico de ocho países, visto por Reuters y cuya aprobación está prevista para mayo, dice que los países de la región "deben mantener un sistema nacional para responder con celeridad y eficacia a incidentes de contaminación de crudo".

No dice qué significa eso en términos de personal, barcos, equipos de limpieza o responsabilidad corporativa en una región remota que el Instituto Geológico de Estados Unidos estima que tiene un 13 por ciento del crudo y el 30 por ciento de gas no descubiertos en el mundo.

Los países han redactado el documento mientras compañías como Royal Dutch Shell, ConocoPhillips, Lukoil y Statoil contemplan buscar petróleo en el norte pese a los altos costes y riesgos.

"El documento no afronta los riesgos de un vertido de forma significativa", dijo Ruth Davis, de Greenpeace, que pasó el documento a Reuters. Responsables oficiales confirmaron que el texto era auténtico.

Greenpeace, que quiere que el Ártico sea una zona libre de prospecciones, dijo que estaba "tan vagamente escrito que tiene un valor práctico muy escaso en lo que respecta a aumentar el nivel de preparación".

"Deberíamos estar bastante más allá de este documento rutinario", dijo Rick Steiner, asesor medioambiental y ex profesor de la Universidad de Alaska a menudo crítico con la industria petrolera. Añadió que el Consejo debería poner más énfasis en impedir los vertidos.

El Consejo del Ártico - que integran Estados Unidos, Rusia, Canadá, Suecia, Finlandia, Noruega, Islandia y Dinamarca (incluida Groenlandia) - considera la cooperación como un gran progreso para la región, en la que el nivel de hielo se ha reducido a un récord mínimo en el verano de 2012, abriendo la zona a mayores exploraciones.

"Habrá muchas más mejoras frente a hoy, simplemente al hacer mucho más fácil que los países del Ártico se ayuden unos a otros cuando sea necesario", dijo Karsten Klepsvik, experta polar en el Ministerio de Exteriores de Noruega hasta finales de 2012.

CONTACTOS DE URGENCIA

El documento, por ejemplo, establece contactos de urgencia de 24 horas en los ocho países, busca normas nacionales que permitan un rápido transporte de equipos de limpieza a través de las fronteras, una mejor supervisión y ejercicios conjuntos de entrenamiento.

Los ministros de Medio Ambiente del Consejo del Ártico se reunirán en Jukkasjarvi, Suecia, el 5-6 de febrero para hablar del borrador.

Por otra parte, el grupo noruego de clasificación energética y naviera DNV instó a regulaciones comunes para el Ártico y dijo que las actuales tecnologías en vertidos eran inadecuadas.

"La tecnología de respuesta a los vertidos ahora mismo no es capaz de recoger eficazmente crudo de aguas cubiertas de hielo y sigue siendo difícil incluso detectar un vertido en aguas que están en permanente oscuridad y con mal tiempo", dijo Olav Moslet, experto tecnológico en el Ártico de DNV.

El documento sobre el Ártico deja claro que no es vinculante, excepto para la devolución de los costes cuando un país ayuda a otro. Dice que está "sujeto a la capacidad de las partes y la disponibilidad de recursos relevantes".

El calentamiento global está haciendo que la región ártica sea más accesible a la navegación y a la exploración minera y petrolera. Los vertidos podrían ser extremadamente difíciles de limpiar, ante la posibilidad de que el crudo quede atrapado en o bajo el hielo y pueda traspasar límites internacionales a través de las corrientes y los vientos marinos.

/Por Alister Doyle/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below