El director del Bolshoi sale del hospital tras un ataque con ácido

lunes 4 de febrero de 2013 10:13 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - El director artístico del ballet Bolshoi, con gafas oscuras pero afirmando que se encontraba bien, abandonó el lunes el hospital de Moscú para recibir tratamiento en Alemania después de sufrir un ataque con ácido que le dañó los ojos y el rostro.

Sergei Filin, de 42 años, dijo antes de salir del hospital que sabía quién estaba detrás del ataque que sufrió el mes pasado y dejó claro que creía que estaba relacionado con su labor en el prestigioso teatro Bolshoi de Rusia.

"Me siento bien, incluso diría que genial, si simplemente mis ojos pudieran ver un poco mejor. Pero puedo decir que estoy bien", dijo a los periodistas cuando salía, con un vendaje en la parte inferior del rostro.

Filin dijo a la televisión estatal rusa antes de abandonar el hospital que había perdonado a su agresor, quien le arrojó ácido en la cara a las puertas de su apartamento en Moscú cuando volvía a casa el 17 de enero.

Cuando se le preguntó si sabía quién le había atacado, dijo en una entrevista en televisión: "Cada persona tiene un órgano llamado corazón y mi corazón sabe quién fue, y en mi alma tengo la respuesta a esa pregunta".

Filin había sido una de las figuras más destacadas en Rusia como director del ballet durante casi dos años cuando fue atacado. Dijo que el ataque llegó tras repetidas amenazas y podría haber estado motivado por rivalidad o animadversión.

 
El director artístico del ballet Bolshoi, con gafas oscuras pero afirmando que se encontraba bien, abandonó el lunes el hospital de Moscú para recibir tratamiento en Alemania después de sufrir un ataque con ácido que le dañó los ojos y el rostro. En la imagen, de 4 de febrero, Sergei Filin, director artístico del Ballet Bolshoi a su salida del hospital en Moscú. REUTERS/Vselovod Kutznestov