El rey perdido de Inglaterra: ¿está enterrado bajo un aparcamiento?

domingo 3 de febrero de 2013 15:18 CET
 

LONDRES (Reuters) - Arqueólogos británicos revelarán la próxima semana si el esqueleto con una calavera partida y una columna vertebral torcida enterrado bajo un aparcamiento municipal pertenece al rey Ricardo III de Inglaterra, el último rey inglés que murió en una batalla, más de cinco siglos después.

El parking de cemento con sus muros de ladrillo rojo y su cabina de pago situado en Leicester, en el centro de Inglaterra, contrasta fuertemente con la grandeza de los tradicionales sepulcros de los reyes y reinas ingleses como los del castillo de Windsor y la Abadía de Westminster.

La tumba perdida del rey Ricardo ha demostrado ser tan evasiva como la reputación del difunto monarca, retratado por Shakespeare como un tirano deforme responsable del asesinato de dos jóvenes princesas en la Torre de Londres, pero alabado por sus admiradores como valiente y tolerante.

Ricardo, uno de los reyes más famosos en la historia de Reino Unido, fue asesinado en un intento de aferrarse a su corona en la Batalla de Bosworth Field en 1485, representada por Shakespeare apeándose de su corcel, diciendo: ¡Un caballo! ¡Un caballo! ¡Mi reino por un caballo!".

En los siglos posteriores a la batalla, la culminación de una sangrienta guerra civil de 30 años de duración y la lucha por el poder dinástico conocido como Las Guerras de las Rosas, el lugar de entierro del rey Ricardo quedó en el olvido, uno de los pocos monarcas ingleses en sufrir tal destino.

Pero un equipo de arqueólogos tiene previsto anunciar el lunes si el esqueleto encontrado en los restos de un convento franciscano conocido como Grey Friars es el del rey, un descubrimiento que pondría en marcha un debate sobre el lugar adecuado para su descanso final.

"Creo por muchas razones que va a haber una declaración extraordinaria", dijo Philippa Langley de la Sociedad Ricardo III, un grupo que hace campaña para una revaloración del monarca medieval que reinó tan sólo dos años.

"Será abrumador", dijo Langley, quien ha pasado cuatro años dirigiendo la búsqueda de los restos del rey Ricardo, en una entrevista.

FLECHA EN LA COLUMNA   Continuación...

 
Arqueólogos británicos revelarán la próxima semana si el esqueleto con una calavera partida y una columna vertebral torcida enterrado bajo un aparcamiento municipal pertenece al rey Ricardo III de Inglaterra, el último rey inglés que murió en una batalla, más de cinco siglos después. En la imagen, de 12 de septiembre de 2012, el arqueólogo Mathew Morris señala el esqueleto encontrado durante las excavacioens en Leicester. REUTERS/Darren Staples/Files