El gobierno australiano promete proteger la Gran Barrera de Coral

sábado 2 de febrero de 2013 18:01 CET
 

SYDNEY (Reuters) - El gobierno australiano prometió detener el puerto y transporte de carbón que podría causar daños a la Gran Barrera de Coral respondiendo así a la fecha límite del viernes en medio de las advertencias de Naciones Unidas de que el estado de conservación de los arrecifes podría estar degradado.

La UNESCO advirtió el pasado junio de que el Lugar Patrimonio de la Humanidad podría clasificarse como "en peligro" si no había muestras de progreso para el 1 de febrero en la protección de arrecifes frente a amenazas que también incluyen el cambio climático y la depredación por parte de las estrellas de mar, que van desgastando la mayor estructura viviente.

"La Gran Barrera de Coral es un emblemático activo medioambiental australiano, el gobierno está absolutamente comprometido con la protección de los arrecifes y de nuestros océanos", dijo el ministro de Medio Ambiente Tony Burke dando a conocer el informe del país a la UNESCO.

Proclamada como una de las siete maravillas naturales del mundo, la Gran Barrera de Coral de 2.000 km es hogar de 400 tipos de coral, 240 especies de aves y 1.500 especies marinas. Tiene un impacto de unos 6.000 millones de dólares australianos en turismo en la economía local.

Pero el carbón es una de las principales fuentes de ingreso de Australia y el estado de Queensland es el principal productor de carbón del país. Los arrecifes se enfrentan a crecientes amenazas por la expansión de los proyectos relacionados con el carbón.

La UNESCO, que le dio el estatus de Patrimonio de la Humanidad en 1991, planteó una serie de propuestas a los gobiernos tanto nacional como al del estado de Queensland para gestionar los arrecifes, tales como limitar la construcción de puertos así como limitar el número de buques.

"El Comité de Patrimonio Mundial puede estar seguro de que no se desarrollarán nuevos puertos ni se han aprobado infraestructuras portuarias en las principales áreas desde que el comité hizo su recomendación", dijo el gobierno en un informe.

El gobierno australiano ya ha invertido 200 millones de dólares australianos en su programa de Rescate de los Arrecifes y dijo el viernes que proporcionaría 800.000 dólares más para luchar contra el depredador estrella de mar, que caza en el arrecife y se ha multiplicado en los últimos años en unas aguas ricas en nutrientes.

Un estudio reciente encontró que el ritmo de pérdida de corales en arrecifes ha aumentado desde 2006 y si la tendencia continúa, la cobertura de coral podría reducirse a la mitad de nuevo en 2022, con las áreas meridionales y centrales como las más afectadas.

A nivel mundial, los arrecifes están siendo asaltados por innumerables amenazas, especialmente por el aumento de las temperaturas del mar, pero la amenaza a la Gran Barrera de Coral es incluso más pronunciada, según el estudio.

 
El gobierno australiano prometió detener el puerto y transporte de carbón que podría causar daños a la Gran Barrera de Coral respondiendo así a la fecha límite del viernes en medio de las advertencias de Naciones Unidas de que el estado de conservación de los arrecifes podría estar degradado. En la imagen, de archivo, un submarinista inspecciona una parte de la Gran Barrera de Coral australiano. REUTERS/Eric Matson/AIMS/Handout