Una integrante de las Pussy Riot, trasladada a un centro con hospital

viernes 1 de febrero de 2013 13:14 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - Una de las integrantes encarceladas del grupo ruso de punk Pussy Riot ha sido trasladada a una prisión con hospital después de sufrir dolores de cabeza y fatiga, dijo su compañera de grupo el viernes.

Nadezhda Tolokonnikova, de 23 años, fue una de las tres mujeres sentenciadas a dos años de prisión por una "oración punk" en la principal catedral de Rusia el pasado febrero, en la que pidieron a la Virgen María que librara a Rusia de Vladimir Putin.

Tolokonnikova fue enviada a una prisión en la región de Mordovia después de perder su apelación en octubre.

"Se ha estado quejando sobre su salud durante mucho tiempo, y se tomó la decisión de trasladarla a una colonia (prisión) vecina, donde hay un hospital", dijo su compañera de grupo Yekaterina Samutsevich, al canal de Internet y de cable Dozhd.

Agregó que Tolokonnikova había sufrido dolores de cabeza durante meses y que estaba agotada de los trabajos en prisión, donde trabajaba con una máquina de coser. Dijo que había sido trasladada a la otra prisión hace varios días.

"El problema es que no la dejan descansar después del turno", dijo Samutsevich. "Después del turno le piden más tareas y ella trabaja día y noche. Se queja de fatiga, una gran fatiga".

Samutsevich dijo que pensaba que Tolokonnikova estaba siendo vigilada pero no recibiendo tratamiento. Las autoridades de la prisión no pudieron ser contactadas inmediatamente.

Tolokonnikova, Samutevich y Maria Alyokhina fueron condenadas por "vandalismo motivado por odio religioso" por su protesta en la catedral de Moscú, que según la iglesia ortodoxa de Moscú fue parte de un ataque coordinado.

La banda dijo que protestaban por los vínculos entre el Gobierno y la Iglesia, cuyo líder alabó a Putin durante su campaña para las elecciones presidenciales de 2012, después de cuatro años como primer ministro.

/Por Steve Gutterman/

 
Una de las integrantes encarceladas del grupo ruso de punk Pussy Riot ha sido trasladada a una prisión con hospital después de sufrir dolores de cabeza y fatiga, dijo su compañera de grupo el viernes. En la imagen, Yekaterina Samutsevich, liberada de prisión después de que su sentencia fuera suspendida tras una apelación, habla a los medios antes de su audiencia en Moscú, el 30 de enero de 2013. REUTERS/Mikhail Voskresensky