31 de enero de 2013 / 18:43 / hace 4 años

El grueso de los manuscritos de Tombuctú sobrevivió a la ocupación

5 MIN. DE LECTURA

La mayor parte de los manuscritos antiguos de Tombuctú parecían estar sanos y sin daños después de 10 meses de ocupación de la ciudad del Sáhara por parte de combatientes islamistas, según expertos, que desestimaron las noticias de que hubo una amplia destrucción. En la imagen, un guardia de un museo trabaja entre cajas de antiguos manuscritos.Benoit Tessier

DAKAR (Reuters) - La mayor parte de los manuscritos antiguos de Tombuctú parecían estar sanos y sin daños después de 10 meses de ocupación de la ciudad del Sáhara por parte de combatientes islamistas, según expertos, que desestimaron las noticias de que hubo una amplia destrucción.

Negando los relatos acerca de que decenas de miles de documentos de un valor incalculable fueron quemados o robados por los rebeldes cuando se dieron a la fuga, sostienen que los textos de Tombuctú habían sido resguardados bastante antes de la liberación de la ciudad por parte de tropas francesas el domingo.

Frágiles, escritos con una adornada caligrafía y variando desde tratados académicos a viejos recibos comerciales, los textos de Tombuctú representan un compendio de conocimiento humano en derecho, ciencia, medicina, historia o política. Algunos expertos los comparan en importancia con los rollos del mar Muerto.

Las buenas noticias, procedentes de personas implicadas directamente en la conservación de los textos, supuso un alivio para la comunidad cultural mundial, desalentada por la perspectiva de pérdidas a gran escala.

Al día siguiente de que tropas malienses y francesas retomaran Tombuctú, una ciudad Patrimonio de la Humanidad y antigua sede de las enseñanzas islámicas, de sus ocupantes integristas, el alcalde dijo que los rebeldes habían incendiado una importante biblioteca con manuscritos.

Pero expertos malienses y sudafricanos dijeron el miércoles que aunque hasta 2.000 manuscritos podrían haberse perdido en el Instituto Ahmed Baba, que tenía financiación sudafricana, la mayoría de los 300.000 textos en la zona de Tombuctú estarían a salvo.

"Puedo decir que la gran mayoría de las colecciones parecen, según nuestras informaciones, no haber sido destruidas, dañadas o deterioradas de ningún modo", dijo a Reuters el profesor de la Universidad de Ciudad del Cabo Shamil Jeppie, experto en los manuscritos de la ciudad del Sáhara.

Ocultos

Un estudioso maliense responsable también de la conservación de los documentos y que pidió no ser identificado, dijo a Reuters por teléfono desde Bamako que el 95 por ciento estaban "sanos y salvos".

"La impresión inicial era que decenas de miles de manuscritos habían sido destruidos, saqueados y en general desaparecidos para nosotros, los investigadores, y para la humanidad. La situación ahora es muy distinta, así que estamos muy aliviados", afirmó Jeppie.

Las dos fuentes dijeron que poco después de que rebeldes tuareg se hicieran con la ciudad el 1 de abril del año pasado en una revuelta secuestrada después por integristas islámicos, responsables de las instituciones culturales y coleccionistas de los manuscritos comenzaron a ocultarlos.

"Los embalaron y los repartieron", contó Jeppie. La fuente maliense dijo que se ocultaron "un poco por todas partes", pero no quiso dar más detalles.

No sería la primera vez que los habitantes de Tombuctú han tenido que proteger los manuscritos de invasores. Algunos textos fueron guardados durante generaciones bajo viviendas de barro y en cuevas en el desierto por familias que temieron que fueran robados por invasores marroquíes, exploradores europeos y colonizadores franceses.

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, pidió a socios mundiales que movilicen personal y recursos para ayudar a conservar los manuscritos y para reconstruir mausoleos y tumbas destruidas por los integristas en Tombuctú y Gao.

La agencia cultural de la ONU enviará una misión para estudiar los daños y la necesidades, dijo en un comunicado en París.

El Instituto Ahmed Baba, la biblioteca pública que según el alcalde fue incendiada, recibe el nombre de un ciudadano contemporáneo de William Shakespeare y tenía más de 20.000 escritos.

Imágenes de televisión de esta semana desde la ciudad mostraron salas del instituto, surgido de un acuerdo entre Mali y Sudáfrica que se abrió en 2009.

Bokova alertó sobre el elevado riesgo de que se produzca un tráfico de obras de arte procedentes de Mali y pidió a los presidentes de los países vecinos y a la Policía y aduanas internacionales que permanezcan vigilantes.

"Estos tesoros son extremadamente valiosos y vulnerables. Debemos actuar rápidamente", agregó.

/Por Pascal Fletcher/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below