Un pueblo manchego logra frenar el cierre de urgencias nocturnas

miércoles 30 de enero de 2013 16:48 CET
 

MADRID (Reuters) - El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha suspendió el miércoles de forma cautelar el cierre de los servicios nocturnos de urgencias sanitarias en un ayuntamiento de la región, en contra de lo previsto por un plan de ahorro del Gobierno regional.

El Tribunal responde así al recurso presentado por el ayuntamiento de Tembleque, en Toledo, una de las 32 localidades rurales manchegas afectadas por el plan del Gobierno de María Dolores de Cospedal para ahorrar costes en Sanidad.

"Si nosotros hemos conseguido esto, imagínate qué habríamos conseguido todos unidos", afirmó a Radio Nacional el alcalde de Tembleque, Jesús Fernández. "Sanidad debería retirar inmediatamente esta orden".

El TSJCLM, que ya había suspendido el plan del Gobierno regional de forma cautelar en toda la comunidad autónoma, señaló que su decisión se refiere sólo a Tembleque porque el Ayuntamiento "no está legitimado para solicitar del Tribunal el mantenimiento del servicio (...) más allá de la zona básica de salud que le es propia", según un comunicado.

Aunque reconoció el "recto propósito" de ahorro del Gobierno local, el tribunal basó su decisión en factores como el riesgo que supone alargar el desplazamiento de los pacientes hacia otros centros de salud, así como la posible sobrecarga de trabajo en los centros en los que recaería la atención nocturna del área.

Se trata, sin embargo, de una medida cautelar, de la que el presidente del Tribunal discrepa en su voto particular, y el TSJCLM recordó en su comunicado que el fondo de la cuestión, si la orden aprobada por el Gobierno regional se ajusta o no a derecho, se resolverá en una sentencia posterior.

Tanto el Gobierno nacional como las administraciones autonómicas han emprendido una dura política de austeridad para cumplir con los objetivos de déficit público pactados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy con la Unión Europea.

De estos recortes, los más polémicos han sido los que afectan a áreas como educación y sanidad, competencias transferidas a las comunidades autónomas.

Cospedal, que además de presidenta de la región es número dos del gobernante Partido Popular a nivel nacional, ha defendido su proyecto de reducir el horario en 21 de los 182 puntos de atención continuada.

Los centros afectados se seleccionaron en función de la frecuencia de uso, el número de habitantes de la zona y su situación geográfica o meteorológica, según el Gobierno regional.

Esta no es la primera medidas de ahorro que choca con decisiones judiciales. El Tribunal Constitucional suspendió este mes la iniciativa de Madrid y Cataluña de cobrar un euro por cada receta médica expedida.

 
El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha suspendió el miércoles de forma cautelar el cierre de los servicios nocturnos de urgencias sanitarias en un ayuntamiento de la región, en contra de lo previsto por un plan de ahorro del Gobierno regional. En esta imagen de archivo, la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, habla por teléfono durante el congreso nacional del partido en Sevilla, el 18 de febrero de 2012. REUTERS/Marcelo del Pozo