La deforestación estaría aumentando otra vez en la Amazonia brasileña

viernes 25 de enero de 2013 12:54 CET
 

RIO DE JANEIRO (Reuters) - Tras años de logros en la lucha contra la destrucción de la selva amazónica, Brasil estaría sufriendo un incremento de la deforestación por la entrada de agricultores, leñadores, mineros y constructores a un territorio previamente intacto, según datos recopilados por el Gobierno y por investigadores independientes.

Imazon, un centro brasileño de investigación que rastrea la deforestación mediante el uso de imágenes por satélite, dijo en un informe reciente que en diciembre la destrucción de la selva más extensa del mundo subió por cuarto mes consecutivo.

Según datos de Imazon, en los últimos cinco meses de 2012 la deforestación acumulada sumó 1.288 kilómetros cuadrados de tierras -equivalentes a la superficie de Los Angeles, California-, superando en más del doble el total de áreas deforestadas que detectó en el mismo periodo de 2011.

Datos preliminares de la agencia espacial de Brasil -que realiza sus propias estimaciones mensuales- también sugieren un incremento en la deforestación entre agosto y octubre, el último mes para el que ha entregado datos.

Los investigadores y responsables del Gobierno dicen que se requiere más información para confirmar que actualmente hay un giro de 180 grados en la que había sido una rebaja constante en la deforestación en los últimos años.

Entre otras variables, las nubes de la actual temporada de lluvias definitivamente afectan las imágenes. Datos adicionales podrían ayudar a esclarecer si los nuevos vacíos en la selva se deben a talas e incendios o si la disminución se produjo por motivos naturales.

Si el aumento de la deforestación se mantiene, se confirmarían los crecientes temores de científicos y de ecologistas de que los cambios en las políticas ambientales de Brasil, el aumento en las incursiones de empresas y los proyectos de infraestructura respaldados por el Gobierno están anulando los avances en la lucha para proteger a la región.

La selva del Amazonas posee casi un 12 por ciento de las reservas de agua dulce del planeta. Además es una importante fuente de oxígeno y alberga un número no determinado de plantas y especies animales.

"El contexto está listo para que la destrucción se intensifique", dijo Paulo Moutinho, director ejecutivo del Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (IPAM, por su sigla en portugués).   Continuación...

 
Tras años de logros en la lucha contra la destrucción de la selva amazónica, Brasil estaría sufriendo un incremento de la deforestación por la entrada de agricultores, leñadores, mineros y constructores a un territorio previamente intacto, según datos recopilados por el Gobierno y por investigadores independientes. En la imagen de archivo, una parte de la selva amazónica destruida, en el estado de Para, el 17 de agosto de 2012. REUTERS/Nelson Feitosa/IBAMA/Handout