Se acerca la fecha límite para proteger la Gran Barrera de Coral

jueves 24 de enero de 2013 20:00 CET
 

SÍDNEY (Reuters) - Australia tiene que tomar rápidamente medidas para proteger la Gran Barrera de Coral, dijo la página web de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, en medio de amenazas significativas de proyectos industriales a medida que se aproxima la fecha límite de febrero, dicen grupos ecologistas.

Reconocida como una de las siete maravillas naturales del mundo, el arrecife es el hogar de 400 tipos de coral, 240 especies de aves y 1.500 especies de peces, y cada año aporta 6.000 millones de dólares australianos a la economía local del turismo.

La UNESCO advirtió a Australia el pasado junio sobre el desarrollo del arrecife, y Naciones Unidas ha dicho que la zona podría ser catalogada como "en peligro" si no hay pruebas de algún progreso antes del 1 de febrero.

"El más importante activo ambiental de Australia está bajo una seria amenaza por la industrialización existente y planificada a lo largo de la costa de Queensland", dijo Felicity Wishart, directora de la campaña de la coalición formada por WWF Australia y la Sociedad de Conservación Marina Australiana, el miércoles.

El carbón es uno de los ingresos de exportación más importantes de Australia y el estado de Queensland es el mayor productor de carbón del país. El arrecife se enfrenta a la creciente amenaza del transporte marítimo que impulsa esta industria, con proyectos en expansión.

"El arrecife tiene fama internacional, todo el mundo lo aprecia", dijo Wishart.

La UNESCO, que otorgó el estatus de Patrimonio de la Humanidad al arrecife en 1991, ha presentado una serie de propuestas al gobierno nacional y del estado de Queensland para gestionar el arrecife, como detener la construcción de puertos y limitar el número de barcos.

Un portavoz del Departamento de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Agua, Población y Comunidades en Canberra dijo que el gobierno estaba considerando aspectos claves en relación con el arrecife.

"El gobierno australiano está comprometido a garantizar la mejor protección y gestión posible del arrecife", dijo el portavoz en un correo electrónico, añadiendo que el gobierno había tenido en cuenta las recomendaciones de la UNESCO.

"Cualquier gran desarrollo que pudiese impactar en la zona Patrimonio de la Humanidad de la Gran Barrera de Coral sólo será aprobado con las condiciones más estrictas que garanticen el cumplimiento de los estándares medioambientales más altos".

La campaña ecologista espera colocar el tema del arrecife en la agenda política este año cuando los australianos sean convocados a unas elecciones federales.

 
Australia tiene que tomar rápidamente medidas para proteger la Gran Barrera de Coral, dijo la página web de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, en medio de amenazas significativas de proyectos industriales a medida que se aproxima la fecha límite de febrero, dicen grupos ecologistas. En la imagen, corales de la Gran Barrera de Arrecife en esta foto de archivo de enero de 2002. REUTERS/Centre for Marine Studies, The University of Queensland/Ove Hoegh-Guldberg/